Celebran acuerdo a favor de estudiantes inmigrantes en Long Island

A decenas de menores se les impidió la matrícula en el Distrito Escolar de Hempstead por no mostrar documentos de permanencia legal en Estados Unidos

@Zaira_Reporter

NUEVA YORK — Padres de menores migrantes que habían sido excluidos del distrito escolar Hempstead en el condado Nassau debido a la superpoblación escolar del área, celebraron el acuerdo logrado por la Fiscalía del Estado con las autoridades locales mediante el cual se garantizan servicios educativos para los niños que no habían logrado inscribirse para el año lectivo 2014-15.

Según un comunicado de la oficina del fiscal general Eric T. Schneiderman, el acuerdo establece que un defensor público deberá supervisar las políticas de inscripción del distrito y asegurar que la matriculación de los estudiantes se realice conforme con la ley, además de recuperar las clases perdidas.

“La educación es la piedra angular de la democracia en este país, y todos los niños de nuestra nación, no importa dónde nacieron, merecen la oportunidad de asistir a la escuela”, dijo Schneiderman.

El jornalero Salvador Anaya (48), quien enfrentó un agonizante trámite burocrático para matricular a sus hijos inmigrantes en la secundaria, calificó el acuerdo como un escudo contra la discriminación en las escuelas públicas de Long Island.

“Este acuerdo nos devuelve la confianza en las leyes y en las autoridades”, indicó este inmigrante salvadoreño en una entrevista telefónica. “A nuestros niños se les enseña que tienen derecho a la educación, y los padres queremos que ese mandato de la Constitución se cumpla totalmente”.

En una entrevista con El Diario en noviembre pasado, Anaya contó que luego de traer a su hija de 17 años, en 2010, encaró una cruzada para encontrar cupo en las escuelas sobrepobladas. La adolescente tuvo que esperar un mes para recibir clases.

En octubre del año pasado, la fiscalía recibió quejas de familiares de 33 estudiantes latinos—inmigrantes recientes en su mayoría—que debían firmar asistencia cada día y luego regresar a sus casas porque no había suficientes aulas en las escuelas.

La fiscalía y el Departamento de Educación del Estado de Nueva York lanzaron una investigación sobre los procedimientos de inscripción en los condados Nassau, Suffolk, Westchester y Rockland.

La pesquisa encontró que, entre el verano de 2014 hasta febrero de 2015, el distrito escolar de Hempstead negó o retrasó la inscripción de decenas de estudiantes, muchos de ellos inmigrantes de Centro y Sudamérica, y que había una lista de espera de más de 60 estudiantes.

Manuel Castro, organizador de campañas de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York (NYIC), opinó que el acuerdo representa un gran beneficio para las comunidades de color en suburbios y zonas rurales del estado, que en los últimos meses recibieron una oleada de niños migrantes no acompañados.

“Es un paso positivo, que mejora la relación entre padres y autoridades educativas y asegura educación para niños y jóvenes, el futuro de la nación”, indicó el activista.

El distrito escolar de Hempstead se une a otros 20 del estado que han realizado acuerdos con el Buró de Derechos Civiles de la Fiscalía General.

LEE TAMBIÉN:

Niños migrantes rechazados en escuelas públicas de Long Island

Escuelas de NY no exigirán estatus migratorio