Subsidios de ‘Obamacare’ bajo lupa en la Corte Suprema

Su fallo sobre la legalidad afectará cobertura de ocho millones de personas
Subsidios de ‘Obamacare’ bajo lupa en la Corte Suprema
En total, 34 estados participan en el “intercambio” de seguros administrado por el gobierno federal, y los 16 restantes gestionan su propio mercado de seguros.
Foto: Archivo

Washington, D.C. – La reforma de salud volvió este viernes al Tribunal Supremo de EEUU, que durante 90 minutos escuchó los argumentos sobre la legalidad de los subsidios de “Obamacare” para millones de personas.

Pero los nueve magistrados de la máxima corte del país no ofrecieron pistas sobre cuál será su posible fallo en junio próximo sobre el caso “King v. Burwell”, en el que está en juego una pieza clave de la reforma de salud de 2010.

En 2012, el presidente del Tribunal Supremo, el conservador John Roberts, emitió el voto que prácticamente salvó la reforma de salud en otro caso igual de controvertido relacionado con la exigencia de tener un seguro.

Lo cierto es que un fallo en contra de los subsidios sería un duro revés para el presidente Barack Obama, cuya reforma de salud es piedra angular de su legado.

En la actualidad, más de ocho millones de personas reciben subsidios del gobierno para costearse un plan médico y la Administración Obama pidió que se dejen intactos.

En total, 34 estados participan en el “intercambio” de seguros administrado por el gobierno federal, y los 16 restantes gestionan su propio mercado de seguros.

En el caso ante la corte, los jueces deben determinar si la Administración Obama ha violado su propia reforma de salud al ofrecer subsidios para personas de bajos y medianos ingresos en estados que aún no han establecido un “intercambio” de planes médicos. Los subsidios sólo pueden ofrecerse en “intercambios establecidos por el estado”.

Si el Tribunal Supremo anula los subsidios, el número de personas sin seguro medico podria aumentar en unos 8.2 millones, advierte el Instituto Urbano.

La Fundación de la Familia Kaiser señala que con los subsidios el estadounidense promedio solo paga $105 al mes de su bolsillo por un plan médico. Sin esa ayuda, el costo se dispararía a un promedio de $370 al mes, por lo que para muchos tener un seguro médico sería un lujo prohibitivo.

Más sobre la Reforma de Salud