Pobreza y enfermedades ponen en riesgo a más niños en El Bronx

Barrios como Concourse/Highbridge, University Heights y Hunts Point destacan por su precaria calidad de vida, de acuerdo con reporte

Pobreza y enfermedades ponen en riesgo a más niños en El Bronx
En 2010, unos 39,000 menores de 15 años visitaron las salas de emergencia por complicaciones del asma.
Foto: Víctor Matos / Especial para EDLP

@Zaira_Reporter

NUEVA YORK – El Bronx es el condado con más vecindarios de riesgo para el bienestar de los niños debido a sus alarmantes índices de pobreza, inestabilidad de vivienda y mortalidad infantil, según reveló un estudio reciente.

El reporte “Community Risk Ranking”, del Citizens’ Committee for Children (CCC), clasifica a 59 distritos de la ciudad en un rango de menor a mayor grado de riesgo para los niños, según un análisis de su nivel socioeconómico, de educación y de salud.

Los barrios de Concourse/Highbridge, University Heights, Morrisania, Mott Haven, East Tremont y Hunts Point, en el “Condado de la Salsa”, destacan por su precaria calidad de vida, pues representan seis de siete de las zonas en la ciudad con más alto riesgo para el bienestar infantil.

Esas cifras siembran preocupación en la comunidad latina. El Distrito Comunal 2, que abarca Hunts Point y Longwood, tiene una población de 46,824. De esta cifra, el 76% son hispanos, según números del Departamento de Planeación de la ciudad.

“Nuestros niños y sus familias enfrentan cotidianamente una situación de vulnerabilidad”, indicó la puertorriqueña Millie Colón, miembro de la Junta Comunal 2 y organizadora de actividades comunitarias relacionadas con la salud. “El asma es el gran desafío. Parte del problema es la calidad del aire. Estamos respirando hollín”.

Hunts Point es un punto estratégico por su famoso Mercado (Terminal Market). En el área circulan unos 60,000 camiones de combustión diésel (diesel truck) por mes. Según estudios medioambientales, la polución por gases dañinos es un factor determinante en el padecimiento de asma.

LEE TAMBIÉN:

El Bronx se convierte en el condado del empleo

Nuevo centro comercial genera miles de empleos en El Bronx

Huelga en Hunts Point afectará bolsillo de trabajadores

Las estadísticas más recientes de CCC indican que unos 39,000 menores de 15 años visitaron las salas de emergencia, en 2010, por complicaciones del asma. El 32.3% de esos niños provenía de El Bronx. Hunts Point y Mott Haven lideran los números: 12.2 de cada 1,000 chicos de estos vecindarios acudieron a urgencias por la enfermedad respiratoria.

La vivienda deteriorada es otro componente que repercute en la salud de los niños. El moho y las plagas afectan su calidad de vida. La Agencia de Protección Ambiental (EPA) advierte que “los síntomas asociados con exposición al moho incluyen asma, reacciones alérgicas y problemas respiratorios”.

“La vivienda y la salud son asuntos vinculados. La falta de mantenimiento y reparaciones en la vivienda pública y privada está asociada a los padecimientos de nuestros niños y familias”, manifestó Patricia Torres, activista de CASA, una organización enfocada en asuntos de vivienda en el sur y el este de El Bronx. “Hay departamentos tan deteriorados como la salud de sus inquilinos”.

El estudio de CCC apunta a la disparidad económica. Los niños de familias pobres están en mayor riesgo que sus pares con un mejor nivel socioeconómico.

En Hunts Point, la comunidad de mayor riesgo en la ciudad, la familia promedio gana menos de $20,000 al año, lo que representa una décima parte de los ingresos de la familia promedio en el Upper East Side ($212,276).

El vecindario tiene las tasas más altas de pobreza infantil (59.3%), de adultos sin un diploma de secundaria (45.2%) y figura por la falta de vivienda familiar (8.7 por cada 1,000 hogares).

Jennifer March, directora de CCC, destacó que pese a que la ciudad ha dado pasos significativos para combatir la desigualdad, el reporte “Community Risk Ranking” muestra que las iniciativas actualmente en marcha deben ampliarse en profundidad para superar la brecha. La organización insistió en que se debe priorizar el financiamiento para las comunidades de alto riesgo en El Bronx.

Los vecindarios predominantemente puertorriqueños en el condado han visto cómo la comunidad mexicana y centroamericana incrementó su presencia en las últimas décadas.

“La población del sur de El Bronx cambió en la última década, pero la disparidad es la misma”, argumentó Melissa Cebollero, directora de Salud y Servicios Humanos de la oficina del presidente Rubén Díaz Jr. “El flagelo de la pobreza persiste pese a los esfuerzos por combatirla”.

Cebollero agregó que su oficina se enfoca en proveer servicios de salud en zonas de riesgo, por medio de una campaña permanente en colaboración con agencias de la ciudad y organizaciones comunitarias, como The Bronx Health Link. La directora de este grupo, la doctora Paulette Spencer, es especialista en mortalidad infantil.

“No somos ajenos a la realidad en el sur de El Bronx”, sostuvo. “Estamos trabajando para cambiarla”.

  • El reporte de CCC advierte que en East Tremont la tasa de mortalidad infantil (muertes de bebés antes de cumplir un año) es de 9.0 por cada 1,000 niños nacidos con vida, cifra similar a la de países como Sri Lanka o Botswana. Hunts Point tiene una tasa de 8.7.
  • El Departamento de Salud destacó que el índice de mortalidad infantil en la ciudad cayó a su punto más bajo en 2013 (4.6 muertes por cada 1,000 niños nacidos vivos).
  • A pesar de la baja histórica, la disparidad persiste. La agencia recalcó que la tasa de mortalidad infantil de los afroamericanos fue de 8.3 en 2013, frente a una tasa de 3.0 entre los niños blancos. El índice también fue alto entre los puertorriqueños (4.8) y otros latinos (4.3).
  • “Los bebés nacidos de madres que son pobres siguen teniendo un mayor riesgo de muerte en el primer año de vida, y muchas veces estas madres son negras o latinas”, dijo la comisionada Mary Bassett en un comunicado de prensa. “La persistencia obstinada en esta brecha apunta a la necesidad de ampliar nuestro enfoque para hacer frente a las condiciones sociales, así como el acceso a la atención médica de alta calidad”.
  • Las tres principales causas de muerte infantil en 2013 en la ciudad fueron el nacimiento prematuro (20.9%), seguido por defectos congénitos (20.3%), y las muertes por enfermedades cardiovasculares originadas en el período perinatal (11.3%).