Poder femenino con rostro latino en NYC

Cuatro mujeres trabajadoras que brillan por su dedicación y compromiso
Poder femenino con rostro latino en NYC
Julissa Ferreras fue la primera mujer latina elegida a un cargo público en Queens.
Foto: Archivo

NUEVA YORK – En este puñado de mujeres, El Diario ha querido celebrar la dedicación y el esfuerzo de millones de latinas neoyorquinas. Ellas son una muestra de servicio a la comunidad y entrega personal en diversas áreas: la administración pública, el gobierno y los medios.

Julissa Ferreras (38), la primera latina elegida para un cargo público en Queens y quien está ahora cumpliendo su segundo término como concejal del distrito 21 (Elmhurst, East Elmhurst, Corona y Jackson Heights), dice que jamás había pensado en ser funcionaria electa. “Dios dispone las oportunidades, lo importante es estar enfocados en lo que la comunidad necesita”, dice a El Diario.

Como presidenta de la poderosa comisión de finanzas del Concejo, Ferreras monitorea el presupuesto de $75 mil millones de la ciudad y tiene a su cargo la supervisión del Departamento de Finanzas, la Comisión de Bancos, la Comisión de Impuestos, y la Oficina del Contralor, entre otras reparticiones. También forma parte de otros comités del Concejo.

Nacida y criada en Corona, Queens, vivió por muchos años en la avenida Roosevelt y prometió no mudarse hasta que mejoraran las condiciones de vida del barrio. Se mudó hace apenas dos años, cuando puedo inaugurar Corona Plaza, un sector renovado del barrio en el que creció. A temprana edad, se interesó en la política. A los 14 años, formó parte del Concejo Juvenil de Corona. Luego pasó a ser presidente del Concejo Juvenil de la Asociación Nacional por el Avance de Personas de Color (NAACP) de Corona-East Elmhurst. Ahí empezó su trabajo comunitario.

En el 2009, se postuló como candidata a concejal por el partido demócrata y ganó, desmintiendo a quienes afirmaban que aún no era tiempo para que una mujer fuera elegida para ese cargo en el condado. Haciendo honor a su compromiso feminista, Ferraras hizo su segunda campaña estando embarazada.

“Es importante que el hombre vea a la mujer en posiciones de poder”, afirma. “Tiene que ser considerado como algo normal que una mujer de color, una mujer latina y una mujer, punto, ocupen esas posiciones. En nuestra cultura, el poder era visto con una guayabera o corbata; ahora hay que verlo también con falda y tacos”.

Ferreras arremete contra el machismo latino. “En la comunidad hispana hay todavía una tendencia a ver a un hombre en una posición de poder y pensar que si está allí es porque tiene capacidad, mientras que si es una mujer la que ocupa ese puesto, todavía tiene que demostrar que su capacidad”, dijo Ferraras. “Creo que eso está empezando a cambiar, y para eso es importante que las mujeres nos apoyemos unas a otras”.

No obstante, el número de mujeres en cargos políticos sigue siendo bajo, algo que Ferreras quiere cambiar en el futuro inmediato. “El Concejo municipal se ha diversificado pero la cantidad de mujeres no aumentó”, dice. “El próximo cuerpo legislativo debe corregir este déficit”.

Gladys Carrión (62) es una auténtica nuyorican. Nacida y criada en el Sur de El Bronx, su carrera profesional ha estado siempre ligada a la población hispana y la clase trabajadora de Nueva York. Después de graduarse de Fordham University, Carrión obtuvo su título de abogada en la Universidad de Nueva York. En los años ochenta, comenzó a trabajar en la Corporación de Servicios Legales de El Bronx, sirviendo bajo las administraciones de los alcaldes Edward Koch y David Dinkins. Más tarde trabajó para organizaciones sin fines de lucro como Family Dynamics, la Fundación Ford e Inwood House. El exgobernador Eliot Spitzer la nombró comisionada para la Oficina de Servicios de Familia e Infancia (OCFS) como miembro de la junta directiva de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY), fue elegida por el actual alcalde dirigir la principal agencia del cuidado de los niños en la ciudad.

Kathryn García (44), Comisionada del Departamento de Sanidad de la Ciudad (DSNY), no es latina de nacimiento sino por adopción. La funcionaria, segunda mujer que ocupa la jefatura del DSNY en la historia de esta repartición, lleva con orgullo el apellido de su esposo, un graduado de Columbia University.

Nacida y criada en Nueva York, García asistió a la prestigiosa Stuyvesant High School y obtuvo un BA en Economía por la Universidad de Wisconsin-Madison.

Antes de ser designada por el alcalde Bill de Blasio a su actual cargo, García se desempeñó como directora ejecutiva del Departamento de Protección Ambiental (DEP) del municipio. Previamente, se había dedicado durante una década a la consultoría en desarrollo económico y planificación urbana como vice presidenta de la organización sin fines de lucro Appleseed.

García reside en Park Slope, Brooklyn, junto a su esposo Jerry y su hija Anna (16). Su hijo Alex, (18) es un estudiante de primer año en la Universidad de Pennsylvania.

Llegada a Nueva York a fines de los años 80 desde San Juan, Puerto Rico, Maite Junco halló su primer trabajo en El Diario. Allí comenzó una brillante carrera que la convertiría en una de las periodistas latinas más influyentes de la ciudad.

Después de su paso por El Diario, Maite recaló en Bloomberg News y en 1995 ingresó al Daily News como editora de noticias locales, un periódico bilingüe de corta vida. Maite permaneció 15 años en la compañía, en donde fue responsable de Viva New York, una recordada sección que retrató la vida cultural latina de la urbe y por la que pasaron la mayoría de los periodistas hispanos que luego tendrían una carrera destacada en otros medios.

Maite ha ejercido también la docencia en la escuela de periodismo en CUNY, en donde además fue responsable del sitio del Center for Community and Ethnic Media (Centro para los Medios Etnicos y Comunitarios).

En su actual rol como asesora principal de Carmen Fariña, es la responsable de la política de comunicación y las relaciones con la comunidad de la número uno del Departamento de Educación de Nueva York.