Técnicas innovadoras para la enseñanza

Técnicas innovadoras para la enseñanza
La profesora Laurie Almedina durante una clase en la Amber Charter School, en East Harlem.
Foto: Mariela Lombard

@JoaquinBotero

A diferencia de las escuelas públicas tradicionales, las escuelas chárter operan con independencia del Departamento de Educación (DOE) de la ciudad. Sin embargo, las chárter deben rendir cuentas por los logros o retrocesos de los estudiantes. Si la escuela no cumple las metas, puede ser cerrada.

Una combinación de libertad y responsabilidad permite a estos centros intentar nuevas técnicas, responder a las necesidades de la comunidad y anteponer el aprendizaje de los estudiantes.

En este periodo escolar 2014-2015, hay 197 ‘chárter schools’ al servicio de los estudiantes de Nueva York: 82 en Brooklyn, 52 en El Bronx, 46 en Manhattan, 14 en Queens y 3 en Staten Island. Se espera que durante el año escolar 2015-2016 la cifra suba a 210.

El año escolar previo, 2013-14, hubo 183 chárter con 71,905 estudiantes. El número de estudiantes en la actualidad se entregará a finales de marzo, como se ha acostumbrado en los años anteriores.

En el periodo 2013-14, la distribución demográfica fue así: 58% afroamericana, 36% latina, 80% de escasos recursos, 6% estudiantes de inglés (English Language Learners, ESL), 16% de educación especial.

Las escuelas chárter inscriben a sus alumnos por medio de una lotería. Las escuelas deben aceptar las solicitudes hasta el primero de abril para el siguiente año escolar que empieza en septiembre. Así pues, la mayoría de las escuelas conducen las admisiones por loterías durante todo el mes de abril.

Se requiere que cada escuela chárter dé preferencia en la admisión a los niños y jóvenes que residan en el mismo distrito escolar, y donde también asistan los hermanos de los aspirantes. Los que regresan, incluidos los que atienden programas de pre-kínder operados por una chárter, también tienen preferencia. Sin embargo, las escuelas chárter pueden tener preferencias adicionales por estudiantes que atienden escuelas deficientes, estudiantes de ESL, estudiantes que pueden recibir almuerzo gratis o a precio reducido (FRL), o estudiantes especiales.

La afiliación de las 197 escuelas chárter es así: 98 pertenecen a organizaciones sin fines de lucro o CMOs (chárter Management Organizations), 94 son independientes y 5 son afiliadas a organizaciones con fines de lucro, EMOs (Education Management Organizations).

En octubre de 2014, se lanzó el programa de difusión “chárters Open Doors”, con publicidad en varios lenguajes para llamar la atención de las familias de estudiantes de inglés. Tuvo dos propósitos: correr la voz de que las escuelas chárter sirven a todas las comunidades y animar a que la gente se inscriba más