En el camino para la mejora de salarios, victorias y reveses

El salario mínimo hasta $15 la hora es la nueva frontera, pero no está cercana
En el camino para la mejora de salarios, victorias y reveses
Manifestantes por mejor salario en Walmart
Foto: Archivo .

Salvador Fuentes trabaja desde hace ocho años y cuatro meses en Walmart en Duerque, California, con un horario de 40 horas y a tiempo completo. Como hace turno de noche gana un dólar más que suma a sus $12.5 a la hora. Él dice ser afortunado aunque reconoce tener aprietos para pagar todas sus facturas. El aumento de salario que anunció hace unas semanas Walmart no le afecta económicamente “pero moralmente si. Me motiva y me hace ver que vamos en la camino correcto hacia el salario de $15 la hora que pedimos”.

“Me alegra que nos estén escuchando”, explica este trabajador de 46 años y miembro de la organización que aboga por el aumento de salario. Y si, les están escuchando.

Después de que Walmart anunciara una subida de sueldos para que el mínimo en la empresa fueran $10 el año que viene (el mínimo federal es $7.25 desde 2009) T.J.X, matriz T.J. Maxx y Marshall entre otras tiendas, hizo lo mismo. Antes que Walmart lo habían hecho Aetna y Gap.

Con el peso que tiene como el mayor empleador privado del país, Walmart abrió aún más un camino en el que se han puesto en marcha ya muchos estados y ciudades que después de preguntarlo en referenda han subido sus salarios mínimos.

Pero este camino está teniendo muchos obstáculos y los $15 como mínimo es un objetivo complicado.

Ayer, el presidente de la Asamblea legislativa de Nueva York, Carl Heastie presentó una propuesta para incluir en el presupuesto para subir el salario mínimo del estado gradualmente hasta $12.60 la hora en 2018 y luego ligarlo a la inflación. En otros condados, entre los que se incluyen los cinco de Nueva York el salario llegaría a $15 y para los trabajadores de servicios a $11.40.

El gobernador, Andrew Cuomo, aboga por una subida menor y una coalición de negocios está uniendo esfuerzos para oponerse a subidas en este estado.

En New Hampshire el senado ha rechazado restaurar un salario mínimo (que llegaría a $10 en tres años) y en Seattle, donde se aprobó la subida a $15 y entraría en efecto el mes que viene, un juez está estudiando anular parte de la ley porque las franquicias de la ciudad dicen que están en desventaja frente a las del resto del país.

En Nevada, se debate, con mucha oposición, una propuesta para llegar a los $15. El senador Tick Segerblom, proponente de la ley dice que con $15, quienes trabajan 40 horas a la semana pueden tener unos “ingresos estables y el gobierno no tendrá que subsidiarles”.

Este es uno de los motivos para subir los salarios. Fuentes dice que no usa cupones de comida. “Trato de pararme en mis pies, si uno depende, caminar para atrás”.

El otro es el fortalecimiento de la economía. Incluso Walmart se ha quejado de que sus ventas caen por el estancamiento de los salarios.

A principios de siglo XX, Henry Ford subió los salarios de sus trabajadores no porque pudieran permitirse comprar los autos que fabricaban sino por el efecto positivo que tiene en las comunidades los trabajadores que no son pobres y tienen capacidad adquisitiva. Eso crea un circulo virtuoso, pero se avanza lentamente para cerrarlo

Alrededor de la web