Tus taxes: Tips tributarias para trabajos con propinas

Si trabajas en servicios, llevar una buena contabilidad es parte del trabajo
Tus taxes: Tips tributarias para trabajos con propinas
Si no se cumplen requisitos, el pago que se hace no es una propina sino un cargo.
Foto: Shutterstock

Hacer los taxes no es fácil. Vivir con un salario de propinas tampoco es fácil. Hacer los taxes cuando se tiene un salario de propinas o cargos de servicio es, consecuentemente, una tarea compleja que requiere de mucho tiempo, muy buena contabilidad y aunque creas que es una obviedad, una buena definición.

¿Sabes qué es una propina?

En caso de que trabajes en un restaurante o en un local de manicuras, por ejemplo, tienes que saber que una propina, según la descripción del IRS es “un pago discrecional hecho por el cliente a los empleados”. Es decir, el cliente no debe estar obligado a pagarla, tiene que ser el que determine la cantidad, no la negocia y decide quien la recibe.

Si no se cumplen estos requisitos, el pago que se hace no es una propina sino un cargo de servicio.

Por ejemplo, un cargo de servicio es una propina automática que se añade en un almuerzo grande y ya dice en el menú cuánto se va a cobrar extra. También lo es un recargo por el servicio en una habitación de hotel o el dinero que se paga en discotecas y algunos restaurantes por el descorchar una botella.

TODO SOBRE LA PREPARACIÓN DE IMPUESTOS 2015

Estos cargos de servicio no son propinas sino parte del salario y así se verán reflejadas por parte del empleador, quien por cierto puede quedarse con parte de este cargo que se procesa como un coste del servicio.

Una vez que se tienen todos los conceptos claros, es importante que sepas lo siguiente:

  1. Debes incluir todas las propinas en tu declaración. Las propinas no son solo ese dinero que se deja con el cheque sino también regalos como boletos de espectáculos que puedas haber recibido.
  2. Todas las propinas son tributables, es decir, el dinero que te dejan en efectivo, el que te dejan mediante la tarjeta de crédito y la porción que hayas acordado compartir con otros colegas del trabajo.
  3. Tienes que reportar las propinas a la persona para la que trabajas antes del 10 de cada mes si recibes más de $20 por este concepto en cualquier mes. Tanto si son en efectivo como si son a través de otro medio de pago como una tarjeta o un cheque. El empleador tiene la obligación de retener los impuestos federales, los del seguro social y de Medicare sobre estas cantidades.
  4. Consejo importante. Mantén un registro diario de propinas. Considéralo como parte de tus obligaciones laborales porque hay pocas maneras de organizarse bien si no es con este tipo de registro. Lo puedes hacer en un cuaderno que hayas comprado en una tienda. El IRS te da una herramienta con la Publicación 1244. Es una hoja simple que puedes imprimir y rellenar diariamente para tener todo bajo control.

Alrededor de la web