Familia exige regreso de estadounidense deportado por ser “morenito”

El abogado denunció que su cliente fue detenido tres días y amenazado por los agentes con penas de prisión
Familia exige regreso de estadounidense deportado por ser “morenito”
Muchos inmigrantes fueron presionados a aceptar la deportación voluntaria.
Foto: Getty Images

La familia del estadounidense Carlos José Montoya, deportado a México por la Patrulla Fronteriza, pidió hoy en Los Ángeles al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) su repatriación y una investigación federal al considerar que “hubo discriminación racial”.

“Me dijeron que yo no era yo, que estaba usando documentos falsos y que yo era un impostor”, relató Montoya vía telefónica desde el estado occidental mexicano de Nayarit.

Montoya, de 36 años, no pudo ingresar desde México el pasado 1 de marzo a Estados Unidos por el puesto de control fronterizo de San Ysidro, en California.

“Yo les presenté el acta de nacimiento, mi identificación de California y mi tarjeta de Seguro Social y me dijeron que yo era un impostor”, expresó Montoya, quien fue a México a recibir un tratamiento contra la epilepsia.

“Es repugnante que agentes federales discriminen a los que pasan la frontera por ser morenitos, eso no lo hacen con los canadienses o las personas blancas”, indicó el abogado Luis Carrillo.

“Es una injusticia lo que hicieron con mi hermano, él nació aquí en este país, y muchas veces ha pasado por esa frontera”, aseguró Aida Montoya.

Carlos José Montoya fue criado en Nayarit y tan solo estudió algunos años de secundaria en California, por lo que no habla inglés con fluidez.

“Es el caso de muchos inmigrantes, que prefieren criar a sus hijos en México, eso no es un delito”, cuestionó Carrillo.

La familia solicitó hoy una investigación al Inspector General del DHS, John Roth, y además permitir el ingreso de Montoya a Estados Unidos.

“Este es el primer paso para lograr justicia para este ciudadano que fue discriminado y víctima de un perfil racial”, reiteró Carrillo.

Angélica De Cima, portavoz de la Patrulla Fronteriza, dijo que no puede discutir casos individuales, pero que todo ciudadano estadounidense debe presentar un pasaporte válido.

“Él nunca ha tramitado el pasaporte, yo tampoco lo tengo y siempre ingreso al país con mi acta de nacimiento”, se quejó Aida Montoya.

De acuerdo con Carlos José Montoya, los agentes lo interrogaron durante más de cuatro horas y le dijeron que sus huellas no coincidían con los archivos federales.

El abogado denunció que su cliente fue detenido tres días y amenazado por los agentes con penas de prisión.

“Con esas amenazas le habrían hecho firmar unos documentos aceptando su deportación y además le habrían dicho que se inventara un nombre para que pudiera salir de prisión”, precisó Carrillo.

Montoya dijo que se inventó el nombre de José Francisco García. “Así me pusieron en unos papeles que me hicieron firmar, donde dice que no puedo volver a entrar en diez años”, afirmó.