Los últimos 8 minutos del vuelo de Germanwings caído en Francia

La última revisión mecánica del avión fue el 23 de marzo, un día antes del accidente, y no presentó inconvenientes.
Los últimos 8 minutos del vuelo de Germanwings caído en Francia

Posteriormente se supo que el Airbus cayó en una remota región montañosa cubierta de nieve, cerca de la estación de esquí de Pra Loup, en los Alpes, a 2,000 metros de altura.

Helicópteros identificaron restos del avión en la zona, a la que no se puede acceder por carretera.

Según el diario francés Le Monde, fue un ingeniero de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) quien activó la alerta a 10:30 a.m. informando a sus superiores de “una pérdida de contacto por radio con el avión”.

Normalmente, un avión se conecta por radio con los controladores de tierra, pero esta mañana el A320 de Germanwings no respondió a varias llamadas, explicó Le Monde.

El ingeniero también encontró que el avión estaba fuera de su curso y que estaba perdiendo altitud.

“Fueron las coincidencias entre la pérdida de contacto por radio y el descenso las que condujeron al controlador aéreo a activar la llamada de socorro”, escribe el diario parisino citando un comunicado de la DGAC.

Inmediatamente, fueron desplegados un avión caza de la fuerza aérea francesa y un helicóptero de la policía siguiendo los protocolos para la prevención de actos terroristas.

Las autoridades aseguran que no tienen una indicación clara de qué fue lo que causó el accidente.

Paul Williams, científico atmosférico de la Universidad de Reading, en Reino Unido, le dijo a la BBC que de acuerdo con la información que hay disponible hasta ahora, es improbable que las condiciones meteorológicas hayan tenido algo que ver con el accidente.

Williams dijo que había una previsión de turbulencia en la ruta, pero “nada fuera de lo ordinario…nada con lo que una aerolínea moderna no pueda lidiar normalmente”.

Reportes anteriores sugerían que el avión envió una señal de urgencia a las 10:47 (09:47 GMT), pero las autoridades alemanas confirmaron más tarde que la señal fue enviada por los responsables franceses cuando perdieron el contacto con el avión.

144 de las personas a bordo eran pasajeros y seis pertenecían a la tripulación.

Según información oficial, 45 personas tenían apellidos hispanos y 67 eran alemanes, de los cuales 16 eran estudiantes de una escuela.

Winkelmann dijo que el capitán del avión llevaba más de 10 años volando con Germanwings.

La última revisión mecánica del avión fue el 23 de marzo, un día antes del accidente, y no presentó inconvenientes, según informó Winkelmann en la conferencia de prensa.