Ted Cruz abre la contienda por la Casa Blanca en 2016

Sigue a El Diario NY en Facebook
Ted Cruz abre la contienda por la Casa Blanca en 2016
El senador republicano de Texas Ted Cruz,
Foto: Getty Images

El senador republicano por Texas Ted Cruz aspira a ganar la presidencia de Estados Unidos en 2016, pero antes de sentarse en el Despacho Oval deberá superar numerosos retos dentro de su propio partido y el rechazo de la comunidad inmigrante.

Cruz lanzó el lunes 23 de marzo su sombrero al ruedo a través de un video de 30 segundos a sus 394,000 seguidores en su cuenta en Twitter, poco antes de hacer su anuncio oficial durante un evento en Liberty University en Lynchburg (Virginia),  un sitio emblemático del movimiento evangélico.

“Hoy estoy anunciado que me postulo para presidente de Estados Unidos. Es hora de la verdad, es hora de la libertad, es hora de reclamar la Constitución de Estados Unidos”, afirmó Cruz,  interrumpido por ruidosos aplausos de estudiantes que coreaban “¡Ted, Ted!”.

Así, Cruz se convirtió en el primero en anunciar oficialmente su precandidatura de entre los posibles aspirantes de ambos partidos.

Cruz enumeró los valores y metas del movimiento conservador: patria, libre mercado, y un papel reducido del gobierno federal. Pero Cruz, uno de tres latinos en el Senado,  tendrá que cortejar activamente el apoyo de los conservadores frente a otros posibles rivales en el proceso de primarias.

Con sus posturas en contra de los alivios migratorios y la reforma migratoria,  Cruz afrontará una lucha cuesta arriba para ganarse al menos el 40% del voto latino, un requisito ineludible para ganar la presidencia.

Sin apoyo latino

Cruz era un desconocido entre los hispanos en 2013, pero según una encuesta de LatinoDecisions en julio de 2014 un 24% de los latinos dijo que votaría por él y el 73% indicó que lo más probable es que no.

Aunque los latinos tienen escasa participación en comicios legislativos de mitad de término, se han convertido en el ‘voto bisagra’ en los comicios presidenciales.

Si bien Cruz goza del apoyo del ala conservadora republicana,  entre la mayoría de los grupos latinos la noticia fue recibida con abucheos.