Ayotzinapa: seis meses de lucha contra el olvido

A medio año de la desaparición de los jóvenes normalistas, el caso sigue abierto
Ayotzinapa: seis meses de lucha contra el olvido
Exigen justicia por el caso Ayotzinapa.
Foto: Getty

El desinterés de los medios no parece casualidad, le dice a BBC Mundo Melitón Ortega, uno de los voceros de los padres.

Las conversaciones de funcionarios con familiares de las víctimas y sus abogados se interrumpieron desde finales de enero, dice.

El procurador General Jesús Murillo fue designado secretario de Desarrollo Agrario, y la nueva fiscal, Arely Gómez, no se ha reunido con las familias de los desaparecidos.

A diferencia del año pasado, ahora el tema se aborda pocas veces en los discursos y eventos oficiales, así como en los debates del Congreso.

Incluso el expresidente Vicente Fox demandó a los padres olvidarse del asunto.

“No pueden vivir eternamente con ese problema en su cabeza, la vida sigue adelante”, declaró a la cadena hispana de Estados Unidos Univisión.

El 27 de enero Murillo Karam presentó un extenso informe del caso y estableció que “la verdad histórica” fue el asesinato y cremación de los jóvenes.

Organizaciones civiles y familiares de las víctimas solicitaron que se investiguen hipótesis distintas a la cremación de los estudiantes.

Pero las autoridades “no se han movido un ápice” de su versión, subraya el académico Guerrero Martínez, a pesar de que “en teoría la investigación sigue abierta”.

Así, Melitón Ortega cree que hay un intento por borrar el tema entre los mexicanos.

Lea más información sobre el Caso Ayotzinapa

“Quieren prolongar el caso Ayotzinapa, hacerlo más largo y que al rato se olvide”, dice.

“Ese es el caso, la tendencia es a olvidarlo por las autoridades, pero como padres de familia nosotros seguimos activos para que esto no suceda”.

Una muestra es, añade, que la PGR prácticamente cerró el caso con la “verdad histórica” sobre la muerte de los estudiantes.

No es así, responde la fiscalía. En una tarjeta informativa entregada a BBC Mundo establece que el caso no está cerrado, y por el contrario se mantiene la investigación para capturar a más involucrados en la desaparición de estudiantes.

Hasta el momento se han detenido a más de 70 personas, incluidos el exalcalde de Iguala y su esposa, así como los principales líderes de la banda Guerreros Unidos.

Además, la PGR “ha dado todas las facilidades al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para que puedan revisar las constancias que integran toda la investigación”.

La procuradora Arely Gómez dice que ahora el caso está en manos de los jueces.

“Estoy convencida que fue una investigación profunda, seria y exhaustiva”, insiste la fiscal.

La cobertura de los medios es una parte del escenario medio año después de la desaparición de los estudiantes.

La fiscalía solicitó a la Universidad de Innsbruck en Viena que estableciera la identidad de algunos restos localizados en el basurero de Cocula.

Hasta ahora no se conoce la fecha en que terminará el trabajo de los expertos, aunque en varias ocasiones se dijo que es una tarea difícil por el estado en que se encuentran las muestras analizadas.

Mientras, las protestas y marchas para exigir la presentación con vida de los estudiantes no cesan.

Cada noche en redes sociales de internet, especialmente Twitter, se realiza un conteo de los nombres de los jóvenes.

Por lo menos una vez al mes los padres y compañeros de los alumnos de Ayotzinapa encabezan una marcha en Ciudad de México.

Una comisión de padres y alumnos realizan una caravana por varias ciudades de Estados Unidos, e incluso denunciaron el caso ante congresistas en el Capitolio.

Organizaciones de maestros y estudiantes de la Normal de Ayotzinapa realizan otras protestas, algunas de las cuales han terminado en enfrentamientos con policías o el ataque a edificios de gobierno.