Control federal a los pequeños préstamos a corto plazo

Autoridades proponen medidas para asegurar que los créditos se concedan a quienes puedan devolverlos
Control federal a los pequeños préstamos a corto plazo
Préstamos como el del día de pago son una “trampa de crédito”.
Foto: Archivo

Ana.Nieto@impremedia.com

La industria de los pequeños préstamos a corto plazo y elevadas tasas de interés (con tasas entre 300% APR y 650%) va a ser regulada federalmente con el fin de que se acabe con la “trampa de crédito” que este tipo de productos financieros terminan siendo para la gran mayoría de quienes los usan. En este momento, este tipo de créditos como el del día de pago (payday), calificados como abusivos por organizaciones de defensa de consumidores, se regulan por los estados y, en algunos como Nueva York, están prohibidos y en otros como California, permitidos.

Ayer, y tras tres años de análisis, la Oficina de Protección al Consumidor Financiero (CFPB) presentó una propuesta de regulación en un sector que, como dijo su presidente Richard Cordray, no se basa actualmente en la capacidad del cliente de devolver el dinero, como en otros créditos, sino en la del prestamista de cobrar. “La capacidad de cobrar la permite la tecnología que ofrece acceso electrónico a cuentas y salarios”, explicaba ayer Cordray ante una audiencia en Richmond (Virginia) en la que se citaron defensores y detractores de este sector.

La propuesta de regulación, ahora abierta a comentarios, se basa en un principio fundamental: que los prestamistas estén seguros de que quien tome un crédito a corto plazo como los del día de pago o los que se hacen con el carro como aval, pueden devolverlos. “Así nos aseguramos que los clientes acceden a un dinero que les ayuda, no que les perjudica”, explicaba Cordray. Según su oficina, cuatro de cada cinco personas que toma uno de estos préstamos tienen que renovarlos porque no lo pueden pagar lo que conduce a la “trampa del crédito” o “espiral de deuda”.

LEE TAMBIÉN:

Obama promueve medidas para proteger consumidores de préstamos usureros

Mucho cuidado con los préstamos rápidos

Préstamos payday, una trampa para los endeudados

Gobierno de NY busca detener préstamos payday

Nuevas reglas para los préstamos “payday'”

El presidente Barack Obama dio su apoyo a esta propuesta para regular un sector que utilizan personas de bajos ingresos y en especial latinos y negros. Según la Casa Blanca, si el 5.5% de la población en general usa este servicio, en el caso de estas dos minorías, alrededor del 12% lo hace. La industria mueve entre $46,000 y $50,000 millones.

Estas reglas reducirán el número de préstamos de este tipo que se hacen a personas de bajos ingresos que no tienen acceso a tarjetas de crédito u otras formas de financiación y están desesperadas por liquidez. Desde el CFPB, se admitió que este tipo de préstamos son necesarios aunque no como se hacen ahora. Según el Pew Charitable Trusts, siete de cada 10 acreedores los usan para pagar facturas regulares y la mitad de ellos quedan adeudados por medio año. Edward D’Alessio, de Financial Service Center of America, advirtió ayer que la regulación federal eliminará “muchas opciones que actualmente tienen los consumidores”.

La propuesta del CFPB se mueve en el difícil equilibrio de proteger a los consumidores y, a la vez, no ahogar esta alternativa de financiación. Además, incluye a más préstamos que los del día de pago para evitar dejar obvios agujeros legales.

El CFPB ofrece dos alternativas para estos préstamos.

La primera es que los acreedores verifiquen los ingresos de sus clientes además de su historia crediticia para asegurarse de que el dinero se pueda devolver sin necesidad de tomar un nuevo préstamo. Esa renovación de préstamos, permite a los prestamistas ganar grandes sumas de dinero, pero con la regulación federal no se podrá hacer otro antes de 60 días a no ser que se verifique que los ingresos del acreedor se han incrementado desde el anterior crédito.

La segunda alternativa limita a $500 el préstamo que no puede durar más de 45 días y tener más cargos financieros o el aval del carro. Este sólo se puede renovar dos veces con la condición de que se ofrezca una alternativa viable al pago total de la deuda al fin del tercer préstamo. En caso de que no sea possible, se tiene que ofrecer un calendario de devolución sin más comisiones.

Para algunos créditos de más de 45 días y mayores cantidades, la tasa de interés se limita al 28%.

También se quiere cambiar cómo se cobran las deudas. Normalmente, estos prestamistas toman automáticamente el dinero de las cuentas o los cheques de los acreedores y algunos se quedan sin fondos y tienen que pagar sobregiros. La propuesta es que, antes de sacar el dinero, se dé un aviso con tres días de antelación. Además, no se podrá intentar retirar el capital más de dos veces sin autorización.