Knicks humillados se acercan a su peor marca

Los Muchachos del Garden se encaminan a su primera temporada de al menos 60 derrotas cuando le restan 10 partidos a su temporada
Knicks humillados se acercan a su peor marca
Ricky Ledo de los Knicks intenta convertir ante Matt Barnes de los Clippers.
Foto: EFE / JASON SZENES/

En la noche en la que los Knicks se pusieron a una derrota de su peor marca en la historia, uno de sus sueños en la agencia libre de este verano dio un espectáculo ofensivo dedicado de todo corazón a la Gran Manzana.

Apenas dos temporadas después de haber ganado 54 partidos bajo el mando de Mike Woodson, los Knicks ahora presididos por Phil Jackson y dirigidos por Derek Fisher sumaron cinco derrotas al hilo al caer humillados 111-80 por Los Angeles Clippers, y así pusieron su récord en 14-58.

Los Muchachos del Garden no visitaban el inframundo de las 58 derrotas en casi una década. Fue en la temporada 2005-2006 cuando los ‘Bockers terminaron 23-59, marca similar a la que obtuvieron en la campaña de 1985-86.

La puntilla de la vergonzosa derrota es que Woodson, que fuera despedido al fin de la pasada temporada, volvió al Garden ahora como entrenador asistente de los Clippers que empujaron a su exequipo más cerca del abismo.

Pero hay que verle a todo esto el lado amable.

DeAndre Jordan, el feroz centro de los Clippers, encestó cada uno de sus siete tiros de campo para sumar 14 puntos y, más importante, aumentar su porcentaje de encestes a .713.

Esto lo pone en segundo lugar histórico de la NBA sólo bajo la sombra de nadie más que Wilt Chamberlain, el legendario pívot que entre sus hazañas están los 100 puntos que anotó en un partido, apenas un destello de su legendaria carrera.

En la temporada 1972-73-la del último campeonato de los Knicks, Chamberlain encestó algo así como siete de cada 10 de sus disparos para establecer la marca al mejor porcentaje de tiros desde el terreno de juego en una campaña con .727.

Jordan no es Chamberlain, pero sí es un espectacular volcador que será agente libre este verano y por eso los medios neoyorquinos se complacieron al escuchar que el tejano de 26 años y 6’11” (2.11m) de estatura tiene a Nueva York en su corazón.

El New York Post reportó que al ser cuestionado si jugaría para los Muchachos del Garden a pesar de su pobre temporada con una marca de 14-58, Jordan respondió: “Amo a la Ciudad de Nueva York. Amo a la ciudad. Pero en este momento no estoy pensando en la agencia libre. Estoy pensando en terminar duro nuestra temporada y enfocarnos en los playoffs”.

A los Knicks les quedan 10 juegos en esta temporada de catástrofe y van derecho a las 60 derrotas. Toca esperar que el verano neoyorquino seduzca lo suficiente a Jordan para que la temporada entrante sea compañero de Carmelo Anthony.

Mike Woodson fue el encargado de atender a los medios en la conferencia de prensa después del partido porque el entrenador Doc Rivers “se sentía mál del estómago”.

“Es muy difícil ganar 54 partidos en esta liga. Yo estoy muy contento con el juego que ese equipo ejecutaba. Se le debe de dar mucho crédito a ese equipo”, declaró Woodson en alusión a los Knicks de hace dos años.

Agregó: “Yo tuve la oportunidad aquí y no lo pude hacer, así que tengo que dejar eso atrás. Ahora estoy muy feliz en Los Angeles con mi amigo Doc Rivers, quien me ha dado la oportunidad de ayudarlo a llevar a los Clippers a las finales. Y esa es nuestra misión”.