Las virtudes del deporte en el que es más difícil ganar que en las Olimpiadas

Este fin de semana tiene lugar el Campeonato Mundial de Campo Traviesa o 'Cross Country', en el suroeste de China
Las virtudes del deporte en el que es más difícil ganar que en las Olimpiadas

Dicen que es más difícil ser campeón del mundo de campo a través que campeón olímpico.

Y es que el campeonato mundial de esta disciplina, también conocida como a campo traviesa o cross-country, lo pueden disputar desde atletas de 800 metros lisos hasta fondistas y maratonianos.

Como consecuencia, suelen coincidir en la carrera una gran variedad de campeones del mundo y olímpicos, que utilizan el cross como preparación invernal.

El Campeonato del Mundo de Campo a Través, que tiene lugar este sábado en Guiyang, en el suroeste de China, es uno de los más prestigiosos debido a la dificultad que entraña ganarlo.

Pero nada de eso desanima a atletas como Gemma Steel, la campeona de Europa de este deporte, quien le contó a la BBC qué tiene de especial el campo traviesa y compartió sus claves para subir a los más alto del podio en esta modalidad del atletismo.

Es un deporte “puro”

“Es la forma más cruda y pura de deporte que puedes praticar”, le asegura Steel a BBC Sport.

“Sólo necesitas un par de zapatillas con clavos”, aclara.

Y es que practicar esta disciplina consiste en recorrer distancias campo a través; es decir, en circuitos naturales no urbanos, abiertos o boscosos, a ser posible cubiertos de hierba y con obstáculos naturales.

Se compite tanto a nivel individual como por equipos.

Hombres y mujeres parten por separado y el vencedor de cada carrera se adjudica el título de campeón del mundo. Adicionalmente, se otorga el campeonato por países.

De América Latina, en la edición de este año participarán Brasil, Ecuador y Perú. Y también competirán atletas españoles y estadounidenses.

La longitud a recorrer es de aproximadamente 12 kilómetros para los hombres y de 8 kilómetros para las mujeres.

“En vez de depender de la tecnología o el equipamiento, son tus piernas las que hacen el trabajo”, explica la campeona de Europa.

“Y me encanta esa simplicidad”.

“Además, creo que es buenísimo para la formar el carácter: tienes que superar obstáculos, mostrar agallas y determinación, y eso te aporta un montón de habilidades para la vida”, agrega.

“Obviamente es estupendo para mantener la forma, pero también te enseña a correr con un equipo y a sobresalir individualmente”, dice.

“Me ha hecho la persona que soy hoy”.

La edad no es obstáculo

Varios medallistas olímpicos dejan de competir cuando aún están en la veintena.

Sin embargo, la campeona europea de 10.000 metros lisos, la británica Jo Pavey, ha demostrado que en las pruebas de larga distancia se puede competir cuando se tiene más de 40 años.

“La gente no debería pensar que porque no es adolescente o ya no tiene 20 años no puede participar y disfrutar (de la carrera)”, dice Steel, quien cumplirá 30 este año.

“Ahora es cuando estoy descubriendo qué soy capaz de hacer y creo que tengo mucho más que dar. La gente como Jo me inspira para continuar y, quién sabe, yo también podría estar en mi mejor momento a los 40”, comenta.

“Además, nunca fui una corredora de pista, así que espero poder demostrar que no tienes por qué seguir la ruta tradicional (para competir en a campo traviesa)”.

Te ayuda a ser “multitarea”

Como el a campo traviesa ya no es una disciplina olímpica (estuvo dentro del programa de atletismo durante tres Juegos Olímpicos, en Amberes 1920, Estocolmo 1912 y París 1924), la mayoría de los atletas de élite tienen que repartir su tiempo entre entrenar y trabajar a tiempo completo.

Steel, por ejemplo, trabajó como mesera y en una fábrica de pinturas.

Pero ahora está becada. El año pasado, Reino Unido comenzó a invertir en ellas después de que los entrenadores de British Athletics, el órgano de gobierno del atletismo británico, identificaran su potencial talento para los 10 kilómetros olímpicos y la maratón.

“Trabajaba llenando botes de pintura después del colegio para ganar algo de dinero”, recuerda la atleta.

“El edificio solía estar a oscuras y creo que eso me motivaba para ir a correr”, cuenta.

“Era dificilísimo organizar mi tiempo y tuve que recurrir a mi hermana gemela en el periodo escolar”, reconoce.

“Pero cuando eso terminó, tener un trabajo y tener que entrenar me ayudó; me dio una estructura y un sentido de la disciplina”.

Cómo prepararse para el campo a través

Tanto si practicas el deporte como entreteniemiento o lo haces a nivel de competición, es importante maximizar el esfuerzo que estás haciendo.

“La noche anterior a correr ceno la mayor cantidad de carbohidratos posible (para tener energía al día siguiente) e ingiero menos proteínas de lo normal”, explica.

“No soy supersticiosa y no tengo rutinas previas a la carrera”, reconoce Steel.

“Lo que no suelo hacer es comer demasiado la mañana antes de la prueba. Y trato de despejar la mente y de enfocarme en la carrera”, explica.

“Ver cualquier carrera inspiradora en la que hayas participado en el pasado y recordarte a ti misma lo buena que eres también ayuda”.

“Creo que refuerza el incentivo para competir y hacerlo bien”.

Y cómo competir

Una vez que te hayas decidido a participar en una competición de cross-country te interesará saber cuáles son las tácticas que te permitirán el máximo rendimiento.

“Mi mentalidad es hacer una carrera dura, pero asegurarme de que no empiezo demasiado rápido”, dice Steel.

“Es necesario mantener un ritmo sólido y acelerar hacia el final. Es algo en lo que estoy mejorando”, cuenta.

“La clave, sin embargo, es no esperar demasiado al principio, porque el éxito no llega de la noche a la mañana. A mí me ha tomado varios años llegar a donde estoy hoy”.