Expresidente Mejía se disculpa por usar el término despectivo “mariconcito”

Organizaciones de Derechos Humanos y la comunidad LGBT repudiaron las declaraciones del político que quiere volver a gobernar República Dominicana

Santo Domingo –El expresidente Hipólito Mejía se disculpó con la comunidad LGBT (lesbiana, gay, bisexual y transexual) por la forma despectiva en que trató a ese colectivo, al referirse a los homosexuales con la palabra “mariconcito”, durante su visita propagandística a Estados Unidos la semana pasada.

Según un comunicado de su equipo de propaganda, Mejía afirmó que no tiene la costumbre de “burlarse ni a ser despectivo contra nadie por sus preferencias sexuales”.

Calificó como “un término coloquial” la expresión “mariconcito” que “representantes de la comunidad gay han interpretado como despectivo e hiriente a su dignidad”.

“Si eso fue interpretado como una ofensa, no tengo ningún problema en ofrecerles mis disculpas y reiterarles que esa no fue, ni es ni será mi intención”, dijo.

Aseguró que “siempre, como político y como presidente de la República, he respetado y defendido el derecho de cada quien sin discriminación”.

Reiteró que “en cuanto al matrimonio gay siempre he sido coherente en estar en desacuerdo porque lo prohíbe la Constitución de la República y no va acorde con los principios cristianos de los cuales soy un fiel practicante”.

El comunicado incluye lo que, según señala, son las declaraciones textuales del político que gobernó entre 2000 y 2004 y que ahora busca una nueva postulación por el opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM).

“En primer lugar quiero dejar bien claro, que en ningún momento mi intención fue ofender a la comunidad gay, ni de aquí ni de allá (Estados Unidos).”

“Sé (de) la gran deuda que tiene la sociedad y el Estado con ese sector de la sociedad”, sostuvo el exgobernate, luego de que varias organizaciones de Derechos Humanos y representantes de la comunidad GLBT cuestionaran sus expresiones discriminatorias y le reclamaran una disculpa pública.

“Yo no he pretendido en ningún momento burlarme ni ser despectivo contra unos seres humanos que han sido marginados y vejados”, sostuvo Mejía.