México rescata en último año 400 niños en campos agrícolas

Los menores se encontraban en condiciones de explotación laboral equiparable a la esclavitud, destacaron las autoridades federales
México rescata en último año 400 niños en campos agrícolas
Niños jornaleros.
Foto: Getty

México.- En el último año han sido rescatados 400 menores en condiciones de explotación laboral equiparable a la esclavitud en campos agrícolas mexicanos, un hecho que representa un “monumento a la impunidad” y debe “romperse de raíz”, dijo el secretario de Trabajo, Alfonso Navarrete.

En una entrevista publicada hoy por el diario El Universal, el ministro reveló que actualmente 2.5 millones de infantes tienen algún tipo de trabajo en el país y que en los últimos dos años se logró reducir la cifra en 500,000.

“Para resolver un problema lo primero que tenemos que hacer es reconocerlo con toda su crudeza. (…) Lo que estaba ocurriendo en los campos agrícolas mexicanos en algunas regiones del país habla por sí mismo, es un sistema que amerita que se rompa de raíz”, señaló Navarrete en el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil.

Según un informe de la Red de Jornaleros Internos, del total de campesinos, el 20 % tienen menos de 18 años, es decir, más de 433,000.

La organización ha documentado que desde 2007 al menos 40 niños han muerto en campos agrícolas.

LEA MÁS INFORMACIÓN DE MÉXICO

En este sentido, el titular de la Secretaría de Trabajo recordó que en 2012 se cambió la legislación laboral para que la dependencia tuviera facultades para realizar inspecciones en los campos agrícolas, funciones que no realizó por 42 años.

Navarrete identificó como “focos rojos” los estados de Baja California Sur, Baja California, Sinaloa, Zacatecas, Michoacán y Guerrero porque es donde más empresas recurren al trabajo infantil.

Para mejorar la situación, el Gobierno mexicano intensificó los operativos, con 11,000 inspecciones en dos años y la imposición de más de 140 millones de pesos ($9.2 millones) en multas.

En este escenario, el secretario señaló que “detrás de la explotación laboral está un rostro de un niño y detrás de esa explotación hay un rostro de pobreza, pero está corroborado que meter niños a trabajar no eleva ni cambia las condiciones de una familia”.