Denuncian malas condiciones en albergues de mascotas de NYC

Contralor dijo que cuidado de animales puede hacer vomitar a cualquiera

Están supuestos ayudar a los animales, pero un informe dice que los albergues de mascotas de la ciudad incumplen con su misión.

Vacunas almacenadas al lado de restos de animales muertos, medicinas vencidas y condiciones peligrosas fueron algunas de las conclusiones reveladas en un reporte dado a conocer este domingo por el Contralor  Scott Stringer. El informe se basa en una auditoría a cinco refugios para animales.

Los albergues de la ciudad están manejados por la Animal Care & Control, AC&C, una corporación sin fines de lucro que tiene un contrato a cinco años por casi $52 millones con el Departamento de Salud de la ciudad para examinar, cuidar, albergar y disponer de animales en distintos albergues localizados en Manhattan, Brooklyn y Staten Island, así como centros para entrega de animales en Queens y El Bronx.

“Animal Care & Control está manejando una operación que puede hacerlo vomitar a uno. La auditoria demuestra la falta de efectividad gerencial y financiera y negligencia operacional, por lo que crea una situación que pone en riesgo el bienestar de la población animal”, dijo el contralor Scott Stringer. “Nuestra ciudad puede y debe hacer un mejor trabajo en asistir con compasión y respeto a las mascotas que no tienen hogar”.

Los auditores realizaron el estudio durante un período de cuatro meses (entre diciembre 2013 a marzo 2014) encontrando que la salud de los animales fue puesta a riesgo por las falencias de AC&C de controlar el estado de las drogas y medicamentos en tres albergues de esa organización.

Una revisión de planillas encontró que en 499 oportunidades se suministraron drogas vencidas a animales. También que en los albergues de Manhattan se distribuyeron 489 tabletas vencidas de Tramadol, un calmante, mientras que en la facilidad de Brooklyn una forma del calmante valium de nombre Diazepan se le dio en varias dosis a por lo menos tres animales. Adicionalmente 92 botellas de substancias controladas vencidas –algunas hasta con 13 años de expiradas- no han sido removidas de las instalaciones.

No hubo una reacción inmediata del reporte de parte del Departamento de Salud.

Animal Care & Control se hizo cargo en 2014 de aproximadamente 30,000 animales entre perros y gatos, con un promedio de 95 animales por día.

Dentro de las 18 recomendaciones que se mencionan en el reporte se subrayan las de implementar un sistema computarizado de inventario para poder tener un control preciso de la medicina y establecer políticas para asegurar el control de sustancias de acuerdo con los lineamientos de la Agencia para el Control de Drogas, DEA, entre otras.