Concejo estudia despenalizar delitos menores como beber en público

Ésta y otras faltas ya no implicarían arrestos, sino multas.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Concejo estudia despenalizar delitos menores como beber en público
Policías de Nueva York se fijarían en otro tipo de delitos /Archivo

Nueva York.- Un cambio radical respecto a la política de ventanas rotas se comenzaría a discutir en el Concejo Municipal. Una serie de delitos menores, como beber alcohol en público, orinar en la calle o no pagar el transporte público dejarían de ser casos criminales para ser civiles, lo que implicaría multas en vez de arrestos.

De acuerdo a informaciones publicadas por el diario Daily News, la oficina de la presidenta del Concejo, Melissa Mark-Viverito, está trabajando en la propuesta, que contrasta con la postura del comisionado de policía Bill Bratton. El oficial había cuestionado medidas de este tipo el mes pasado. “No apoyo la idea de citaciones civiles para estos delitos, debido a que creo que serán totalmente ignorados”, dijo Bratton en una audiencia del Concejo Municipal en marzo.

Bajo este nuevo regimen, cuando un individuo recibirá multas de una corte administrativa de la ciudad y no de una corte criminal. La policía no haría arrestos por estos casos, sino que serían tomados como “ofensas” y cuando no se acuda a una citación judicial, se aumentarían las multas en dinero, en vez de crear órdenes de arresto.

Monica Klein, vocera de la Alcaldía, dijo que Bill De Blasio apoya una reforma, pero no realizó comentarios sobre esta propuesta en específico. “El alcalde ha hecho un claro compromiso de reformar el proceso de citaciones y la propuesta de la presidenta del Concejo está siendo consultada con el NYPD“, dijo Klein.

De acuerdo al Daily News, los siete delitos que cambiarían su situación implicaron alrededor de 2,7 millones de citaciones entre 2001  y junio de 2014, un 42% del total de las citaciones hechas por la Policía de Nueva York en ese periodo. Además, darían cuenta de más de 510,000 órdenes de arresto abiertas, de acuerdo a la Oficina de Administración de Cortes.

Los delitos considerados en esta reforma son consumo público de alcohol, orinar en público, andar en bicicleta en la acera, estar en parques en la noche, no obedecer señales de estacionamiento, tirar basura a la calle y hacer ruidos excesivos. Todos estos delitos se encuentran bajo los códigos de la ciudad, y no del estado, lo que hace posible reformarlos sin aprobación de Albany.

“Todas las consecuencias del sistema criminal de justicia serán removidas y la gente sería responsable a nivel civil por su conducta”, dijo el concejal Rory Lancman (D-Queens), quien está trabajando con Mark-Viverito en el proyecto. “Esto sería similar a una multa por estacionar mal, lo que creo que ayudará a que la gente no cometa estos delitos, más que hacerles caer el pesado martillo de la justicia criminal”.

Aún no está claro cómo afectarán estas medidas las arcas de la ciudad. En la actualidad, orinar y beber en público son los únicos dos delitos menores cuyas multas se pueden pagar por correo.

También se estaría trabajando la posibilidad de que sean las cortes civiles las que juzguen casos de quienes no paguen su boleto en el transporte público. De acuerdo al Daily News, este es uno de los delitos que implican más arrestos en la ciudad, con un total de 25,867 detenciones. Ahora éstas se realizarían sin esposas y no se llevaría los casos a la justicia criminal.

Todas estas medidas son una respuesta a la política de ventanas rotas, la que sus críticos dicen es discriminatoria. Desde 2001, 81% de las citaciones fueron hechas a negros y latinos.