El enemigo invisible en las aguas de Nueva York

Pequeñísimas esferas de plástico, provenientes de la pasta de dientes o de cosméticos pueden afectar la salud
El enemigo invisible en las aguas de Nueva York
Las microperlas se encuentran en productos como algunas pastas de dientes.

Nueva York – Miden menos de un milímetro y sólo se pueden ver con microscopio, pero si se juntaran todas, serían más de 19 toneladas de pequeñísimas esferas de plástico. Esa es la cantidad aproximada de estas sustancias que los neoyorquinos depositan en el agua cada año, sin saberlo, luego de usar productos de aseo personal como cremas exfoliantes, jabones y pasta dental que contienen las llamadas “microperlas” o “microbeads”.

De acuerdo a los expertos, al llegar al agua de lagos y ríos, esos microplásticos son ingeridos por peces que luego son consumidos por los seres humanos, como parte de la cadena alimenticia, lo que puede afectar la salud de las personas.

“Están en los exfoliantes que usamos para limpiarnos la cara, en jabones, shampoo y en la pasta de dientes”, explicó Sherri Mason, científica de la Universidad Estatal de Nueva York en Freedonia. Más de cien productos de uso común utilizarían estas microperlas. “Antes se usaban materiales naturales, pero el plástico se puso cada vez más barato y, además, a veces generaba menos irritación”.

Mason trabajó con la Fiscalía General del estado para estudiar la presencia de estas partículas en el agua y en efecto determinó que la mayoría de las fuentes de agua que nutren a Nueva York contienen la sustancia. “Nueva York ha estado a la vanguardia del progreso nacional en lo que respecta a la lucha contra la contaminación por plástico, y tenemos que continuar este liderazgo al aprobar una legislación que impida que las microperlas contaminen nuestras aguas”, dijo el fiscal Eric Schneiderman.

El estudio de la Fiscalía detectó microperlas en las aguas ya tratadas de 25 de las 34 plantas que limpian las aguas servidas del estado. Esto quiere decir que estas sustancias están llegando a las más importantes reservas de agua de la región, como los Grandes Lagos, los Finger Lakes y el río Hudson.

Una vez en el agua, las microperlas atraen a otros químicos nocivos para la salud de los humanos y para el medioambiente, como el mercurio y los PAH, materiales que pueden producir cáncer incluso en bajas cantidades. “Los peces confunden estas microperlas con alimento y las comen, alimentándose a su vez de estos químicos. Eso va a sus cuerpos y luego nosotros consumimos su carne”, explicó Mason.

Una solución

Las plantas de tratamiento de agua no tienen sistemas de filtración capaces de detectar estos materiales tan pequeños,  sin embargo, los científicos y la Fiscalía están proponiendo otra solución: Prohibir las microperlas en la fabricación de productos de aseo personal. “Mejorar los sistemas de filtración implicaría transformar cada planta en el país, lo que sería un gran problema. Pero, además, no necesitamos las microperlas, hay alternativas naturales”.

Los intentos para prohibir estas sustancias en el estado de Nueva York ya están muy adelantados. En febrero el fiscal Schneiderman envió un proyecto de ley a Albany, que establece eliminar el uso de microperlas de menos de cinco milimetros . La oficina del Fiscal indicó que están optimistas de que esta semana se comience a debatir el asunto el Senado y la Asamblea estatal.

Illinois fue el primer estado en introducir una ley similar y la prohibición comenzará a regir en ese estado entre 2018 y 2019.

Mientras tanto, empresas de productos de belleza como Procter & Gamble y Johnson & Johnson ya están trabajando voluntariamente para retirar los productos con estas sustancias dentro de los próximos cuatro años.

Los científicos seguirán monitoreando las fuentes de agua para ver la evolución del problema y entender hasta dónde han llegado estos contaminantes. “Por ahora no hemos examinado el agua potable, pero en septiembre de 2014 en Alemania se estudiaron 24 marcas de cerveza y se encontró plástico en todas ellas”, dijo Mason. No se sabe si el origen de esto son las microperlas u otros procesos de la fabricación de la cerveza. “Pero esto muestra que hay una gran y real posibilidad de que haya plástico en el agua que tomamos todos los días”, finalizó la experta.

RECUADRO 1:

Un app contra la contaminante

La campaña internacional “Beat the Microbead” se ha dedicado a generar conciencia sobre este problema y ofrece una aplicación para celulares dónde se pueden ver qué productos de aseo contienen microperlas. De esta forma, los consumidores pueden evitarlos y comprar las alternativas naturales que no contaminan las aguas.  Para obtener la aplicación, visite http://www.beatthemicrobead.org/es/

RECUADRO 2:

Microperlas en cifras:

  • De 34 plantas de tratamiento de aguas analizadas en el estado de Nueva York, en 25 se encontró que se estaban liberando microesferas en sus aguas supuestamente limpias.
  • Falta por estudiar 276 plantas de tratamiento de aguas en el estado, pero se cree que los resultados serían similares en la mayoría de ellas.
  • Más de 100 productos de belleza y aseo contienen estas microperlas, incluyendo exfoliantes y pastas de dientes.
  • Se calcula que el estado de Nueva York bota 19 toneladas de microperlas todos los años a sus ríos y lagos.