Es el momento para refinanciar tu casa

Mientras se espera la subida de las tasas de interés este año, queda tiempo para mejorar tu hipoteca
Sigue a El Diario NY en Facebook
Es el momento para refinanciar tu casa
Más de la mitad de las hipotecas concedidas el año pasado fueron refinanciaciones.

La recuperación de la economía ha permitido que los precios de las viviendas vuelvan a subir después de las fuertes caídas que sufrieron durante la recesión. Lo que no ha cambiado, a pesar de la mejora, son las tasas de interés de la Reserva Federal (Fed) que siguen en mínimos. Con todas las medidas puestas en marcha por la Fed en los últimos años para revavivar a la economía, los intereses hipotecarios han estado más bajos que nunca. Es algo que no solo ha permitido que se recuperen las ventas de casas sino también que los propietarios refinancien la que tienen con unas condiciones económicas más favorables.

Pero la Fed está preparándose para subir las tasas este mismo año y la ventana para refinanciar una hipoteca y rebajar así las cuotas mensuales se va cerrando. En los últimos años, la mayor parte de las hipotecas que se han abierto, han sido, de hecho, refinanciaciones de préstamos ya existentes. En 2013 y según la Asociación de Banqueros Hipotecarios fueron el 63% de todos los préstamos para comprar casa y en 2014 el 52%. Quienes refinanciaron el año pasado ahorrarán unos $5,000 millones en intereses en los primeros 12 meses del nuevo préstamo, según Freddie Mac.

Si estás pensando en refinanciar tu casa antes de la subida de los intereses recuerda que:

Este es un proceso con el que pagas tu actual préstamo y contraes otro.

Compensa si puedes bajar las tasas de interés de la hipoteca, como es posible que puedas hacer todavía.

Puedes reajustar el plazo del préstamo y pasar, por ejemplo, a una hipoteca a 30 años si estás en una de 15 para rebajar la cuota mensual, aunque pagarás más intereses a largo plazo. También puedes hacer lo contrario para rebajar más la tasa de interés porque a 15 años son más bajos.

Para que el banco quiera refinanciar tienes que volver a pasar por todo el proceso de aprobación crediticio de nuevo. Se volverá a considerar qué ingresos tienes, tus activos, tus deudas y tu calificación de crédito. Si esta ha mejorado, definitivamente tienes posibilidades de conseguir un mejor préstamo. Debes revisar tu informe de crédito cuanto antes porque si  no es bueno, te pueden negar el nuevo préstamo o no conseguir el interés que esperabas.

También tienes que revisar es el valor de tu casa. Si la compraste hace más de seis años es posible que haya subido de precio. Es algo que te puede confirmar un tasador o un investigador independiente del mercado aunque el banco hará su propia estimación del valor. Si, el monto que pides como préstamo es mayor que el valor de tu casa es posible que no puedas refinanciar o que el préstamo no sea tan atractivo.

Refinanciar no siempre es una buena idea. No lo es si piensas cambiar de casa en el corto plazo porque cambiar de hipoteca no es gratis. Se paga hasta un 6% del capital que se debe y si vas a cancelar la hipoteca pronto los ahorros que puedes conseguir no compensan las comisiones que pagas. Tampoco es buena idea si tu préstamo original te penaliza el prepago adelantado. Y desde luego, no debes refinanciar si tienes una hipoteca desde hace muchos años. Si es tu caso, haz cuentas, porque volverás a contraer un préstamo por 30 años más o 15 o 10 y si llevas muchos años pagando tu anterior préstamo es posible que ya hayas abonado buena parte de los intereses, que es lo primero que se paga, y no el principal. Si refinancias, vuelves a pagar intereses por los años que te comprometas por un capital que no has amortizado. Al final, sale caro.

El programa HARP

Durante la crisis los precios de las casas cayeron drásticamente, muchos propietarios quedaron “bajo el agua”, o “underwater”, es decir con un balance de hipoteca que excedía el valor de la casa. La refinanciación para estas propiedades no era posible y para sus dueños era imposible aprovechar la rebaja de las tasas de interés. El Gobierno creó en 2009 el Federal Home Affordable Refinance Program, HARP para ayudar a refinanciar a quienes cumplieran determinados requisitos pero no cualificaban en el mercado por tener un capital limitado o en negativo en su vivienda. Desde 2009, más de 3.2 millones de propietarios de casas han refinanciado con este programa que finaliza el 31 de diciembre de este año.