Monjas de EEUU y el Vaticano, de nuevo en paz

El grupo de religiosas era investigado por su ideología demasiado 'liberal' por la santa sede

Redacción El Diario

La batalla entre el Vaticano y la Conferencia de Religiosas para el Liderazgo (LCWR), que agrupa el 80% de las monjas católicas en Estados Unidos, llegó a su fin.

Desde 2012, la LCWR estaba siendo intervenidoa e investigada por el Vaticano sobre la calidad de vida de las monjas estadounidenses al ser considerado “demasiado liberal” por los conservadores de la santa sede.

Esta intervención había provocado apoyo popular a las monjas y  se había convertido en un asunto incómodo para el Vaticano.

El jueves pasado el Vaticano puso fin  a la controversial intervención, lo que se considera un giro importante en tono y tratamiento que responde a la preocupación del papa Francisco por la justicia social.

El Vaticano dijo que aceptó un informe final sobre la reestructuración de la organización  y declaró que “la implementación del mandato se ha cumplido”.

La organización era criticada por conservadores, pese a que ellas llevan el peso de los programas sociales de la iglesia con el manejo de escuelas, hospitales, hospicios y cocinas populares.

En un informe final, la congregación y la LCWR dijeron que los estatutos del grupo habían sido revisados para indicar su concentración en Cristo y su fidelidad a las enseñanzas de la iglesia. Agregó que se creará un comité asesor para asegurar que los manuscritos sometidos a la inclusión en las publicaciones de la LCWR respetan la doctrina.

Agregó que los oradores en actos de la LCWR deben usar el “lenguaje eclesiástico de la fe” en sus declaraciones.

Ni el Vaticano ni LCWR puede hablar sobre el asunto en los próximos 30 días, como parte de los términos del acuerdo y solo se limitaron a enviar declaraciones por escrito tras la reunión.

Sor Sharon Holanda, IHM, Presidente de la LCWR, no pudo estar presente en la reunión, pero ha comentado: “Hemos aprendido que lo que tenemos en común es mucho mayor que cualquiera de nuestras diferencias “.