Comcast confirma que no comprará Time Warner Cable

Comcast confirma que no comprará Time Warner Cable
La compra estaba valorada en $45,000 millones./Shutterstock

Comcast, operadora del mayor sistema de televisión por cable del país, confirmó este viernes en un comunicado que ha descartado la compra de su mayor competidor, Time Warner Cable.

El consejero delegado y presidente de la compañía, Brian L. Roberts, aseguró en un comunicado que la empresa “sigue su rumbo” después de que el Gobierno no diera el visto bueno al acuerdo de compra que había preparado, por vulnerar la libre competencia del país.

“Por supuesto, nos hubiera gustado poder llevar nuestros productos a nuevas ciudades, pero estructuramos el acuerdo de tal manera que si el Gobierno no estaba de acuerdo, pudiéramos dejarlo”, rezaba el comunicado.

Bloomberg  adelantó ayer el truncamiento del acuerdo de fusión amistoso alcanzado entre ambas compañías y que, anunciado en febrero del año pasado, fue objeto de “un intenso escrutinio” por parte de los reguladores.

Representantes de Comcast mantuvieron durante esta semana encuentros con funcionarios del departamento de Justicia de EEUU y de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), en que ambos organismos les trasladaron sus dudas sobre la operación.

Los primeros trasladaron a la operadora de televisión por cable su temor de que la operación dañase la libre competencia en el mercado, mientras que los segundos les indicaron que estaban evaluando si la adquisición se produciría en favor del interés general.

Hoy Comcast confirmó la cancelación de la operación de manera oficial antes de la apertura de los mercados.

Al darse a conocer la noticia, en las operaciones electrónicas previas a la campana de inicio de la sesión en Wall Street Time Warner Cable bajaba un 0,51%, mientras que Comcast subía un 1,30 %.

Así digerían los inversores el fracaso de una operación valorada en $45,200 millones y que habría supuesto la unión entre las dos operadoras de televisión por cable más importantes del país.

De haberse cerrado la adquisición, Comcast habría pasado a controlar alrededor del 30 % del mercado nacional de la televisión de pago por suscripción, así como entre el 35 y el 50% (según como se defina el mercado) del servicio de internet de banda ancha.

En 2014, Comcast contaba con 22 millones de clientes de televisión, mientras que Time Warner Cable registraba 11 millones de suscriptores de vídeo.