Dos muertos y cuatro heridos afuera de un funeral en Brooklyn

Se cree que el tiroteo habría tenido que ver con la violencia entre pandillas.

Nueva York.- Más de 40 personas se retiraban de un servicio funerario en la avenida Flatbush cerca de la avenida Foster, cuando tres hombres dispararon quince veces hacia la multitud. Una de las personas en el funeral disparó de vuelta, hiriendo a uno de los atacantes, que escaparon en un SUV plateado, explicó la policía.

El incidente, que sucedió a la salida de la Iglesia de Dios Emmanuel a las 8:30 p.m., terminó con un total de dos muertos y cuatro heridos.

El funeral era para despedir a José Luis Robles, un hombre que falleció de causas naturales el 16 de abril. Tenía 39 años y la policía informó que había sido miembro de una pandilla, había pasado tiempo en la cárcel y podría haber sido parte de los Bloods.

“Miembros de pandillas rivales escucharon del funeral y decidieron comenzar a disparar en el lugar”, dijo una fuente policial al Daily News.

church
Google Maps

 

Los balazos fueron captados por el nuevo sistema de detección de balas del NYPD ShotSpotter y, además, una persona en otra iglesia cercana llamó a la policía. De acuerdo a testigos, los agentes intentaron hacer resucitación cardiopulmonar a una de las víctimas, pero no fue posible salvarlo.

Uno de los fallecidos fue un hombre de 44 años, que recibió un balazo en el pecho, y otro hombre de 40, que fue baleado en el estómago. Ambos murieron en el Hospital de Kings County. Los heridos fueron dos hombres y dos mujeres.

Otro hombre de 40 años, que se cree era uno de los pistoleros, recibió una bala en su estómago y fue encontrado a cinco cuadras del lugar de los hechos, en un vehículo en la calle 32 Este y Farragut Road. Sus cómplices lo abandonaron.

Los heridos que estaban en el servicio funerario fueron una mujer de 38 años, que recibió una bala en la pierna; un hombre de 37, herido en su mano; y una mujer de 29 años con un disparo en su pierna.

Esto tuvo que ver con algo que sucedió hace veinte años y nada que ver con Robles“, explicó una fuente cercana a la investigación. “El pistolero enfrentó a una de las víctimas, y fue golpeado. Entonces su amigo sacó una pistola y comenzó a disparar”.

Hasta el momento no ha habido arrestos.