Mark-Viverito niega roce con NYPD

La presidenta del Concejo Municipal busca minimizar la confrontación entre latinos y afroamericanos con la Policía

Nueva York – La propuesta de la presidenta del Concejo Municipal Melissa Mark-Viverito de descriminalizar las ofensas menores volvió a encender el debate sobre la práctica policial de Ventanas Rotas, que ha sido señalada como discriminatoria por afectar en mayor medida a hispanos y afroamericanos.

El plan de Mark-Viverito plantea que en vez de criminalizar ofensas como orinar en la calle, beber alcohol en la vía pública, o saltar el torniquete del subway, los infractores reciban una multa. Sin embargo, tanto el alcalde Bill de Blasio como el comisionado de la policía Bill Bratton han expresado su oposición, aduciendo que el crimen podría aumentar.

En entrevista con El Diario, Mark-Viverito descartó que las posturas encontradas estén creando un roce con ambos funcionarios y destacó que su propuesta está todavía por desarrollar.

-¿Existe un enfrentamiento con el Alcalde y el Comisionado?

-No se debe creer todo lo que sale publicado. Nuestra relación es muy cordial.

-¿Cuál es el estado actual de su propuesta para descriminalizar las ofensas menores?

-Estamos en negociaciones bien preliminares. Es una conversación seria sobre el sistema, con la que buscamos minimizar la confrontación entre latinos y afroamericanos con el Departamento de Policía. Las ofensas que no son violentas hay que descriminalizarlas y asegurarnos que haya mejor justicia e igualdad.

-¿Y cómo impactaría eso en la seguridad a nivel de criminalidad?

-Todo forma parte de la conversación y de una serie de recomendaciones. Se trata de que una persona no pase dos semanas en la cárcel porque no puede pagar una fianza por una de estas ofensas menores.

Sobre la situación en Baltimore ¿Qué opina sobre el caso en el que Freddie Gray, de 25 años, murió mientras estaba en custodia de la Policía?

Es un hecho desafortunado, algo trágico que merece una completa investigación de cómo sucedieron los hechos. Es una situación muy triste.

-Otra de sus propuestas es la contratación de 1,000 policías más, ¿qué posibilidades tiene de que se lleve a cabo?

-Tanto el comisionado como el Alcalde están de acuerdo con la propuesta. Parte de la conversación con el Alcalde sobre este tema gira en torno al dinero que él va a incluir para la contratación en su presupuesto ejecutivo, que sale en las próximas semanas.

-El miércoles hay una protesta en contra suya y del Alcalde por parte de la Coalición para Finalizar Ventanas Rotas, pidiendo que se detenga la contratación de nuevos uniformados. ¿Qué le diría a ese grupo?

-Queremos mejorar la relación (entre la comunidad y la uniformada). Necesitamos que el Departamento de Policía sea proactivo, que tengamos colaboración constante con ellos, de una manera positiva y proactiva. No se puede juzgar la relación por un incidente o algo negativo que haya ocurrido. Estamos pidiendo que se hagan reformas en cómo se entrena a estos policías. Así como se debe actuar frente a estas ofensas de bajo nivel, a la vez es necesario apoyar al Departamento de Policía.

-Debido a que no puede aspirar a la reelección como presidenta del Concejo, ¿tiene otro tipo de ambiciones políticas, como por ejemplo reemplazar al congresista Charles Rangel?

-No me voy a postular. Para eso tendría que salir de aquí (de la posición como presidenta) un año antes. Estoy haciendo mucho trabajo y estoy muy comprometida con lo que estoy haciendo. Buscar una posición no es algo que esté dentro de mis planes.