MTA niega alza de pasajes del metro de 15%

El jefe de finanzas de la agencia causó alarma al decir que podría haber un aumento si el estado no cubre los $14,000 millones que se necesitan para el programa capital

Nueva York – No habrá un aumento de 15% en el pasaje del subway. Así lo aseguró este martes la Autoridad Metropolitana de Transporte, para calmar las aguas luego que el jefe de finanzas de esa agencia, Robert Foran, causara alarma al decir que las tarifas del transporte público y los peajes subirían si la Legislatura estatal no aprobaba el financiamiento para el plan capital de cinco años de la MTA.

“Nuestro CFO estaba describiendo cómo sería un hipotético aumento de tarifas, de manera de conseguir los más de $14,000 millones faltantes que necesitamos para nuestro programa de capitales. Fue una declaración conjetural sobre matemáticas, no una declaración sobre algo que el directorio de la MTA esté considerando”, dijo el vocero Kevin Ortiz.

El plan capital, que debe aprobarse en Albany, implica un total de $32,000 millones para mejoras críticas en el sistema de trenes y buses de Nueva York. La MTA tiene un déficit de alrededor $14,000 millones que el plan capital debería resolver, sin embargo la cuenta regresiva ya está corriendo, ya que la Legislatura culmina sus actividades a mediados de junio.

Si en realidad se realizara el aumento del 15%, la tarifa subiría a $3.15. Hace menos de un mes ya se aplicó una alza que llevó al pasaje a $2.75.

La MTA depende del estado y no de la ciudad de Nueva York. Desde la oficina del gobernador se emitió una declaración diciendo que, “la MTA recibió más de $1,000 millones del presupuesto de este año para ayudar con sus necesidades de capital, incluyendo financiamiento para entregar acceso sin precedentes para quienes viven en El Bronx. El trabajo en el plan de capitales de la MTA continúa con todos los actores correspondientes”.

Para los activistas de la organización Riders Alliance, la noticia del alza, aunque no se vaya a materializar, no deja de ser un símbolo del complejo escenario financiero que enfrenta el sistema de transporte público. “Llevamos un tiempo hablando de que estamos en un estado de emergencia. Nuestro metro se está cayendo a pedazos y la cantidad de usuarios está en un récord histórico”, dijo Jess Nizar, organizadora de Riders Alliance.

“Los aumentos de tarifas son una forma regresiva de financiar el transporte público. Necesitamos buscar soluciones que no impliquen depender de la Legislatura cada dos o tres años y, al mismo tiempo, no impliquen meter la mano en el bolsillo de quienes más lo usan, los de bajos ingresos”, agregó Nizar.

En la Alcaldía también se han declardo preocupados por la situación financiera de la MTA.  El alcalde De Blasio, durante una conferencia de prensa el miércoles pasado dijo que “necesitamos reunir a los actores de la región y que acordemos una visión de largo plazo, y deberíamos estar abiertos a todas las soluciones posibles en esta discusión”.