De nuevo, GM retira medio millón de vehículos

Algunos modelos tiene un problema con la sujeción del cinturón de seguridad
De nuevo, GM retira medio millón de vehículos
El GMC Canyon 2015 y otros modelos deben ser revisados.
Foto: GM

General Motors está retirando del mercado unos 469,000 Chevrolet Malibu del 2011 al 2012, por un cable de acero que va conectado al cinturón de seguridad y que puede debilitarse y romperse.

Junto al Malibu retirarán cerca de 53,000 Chevrolet Colorado y GMC Canyon del 2015, por las pastillas defectuosas de los ganchos de fijación del marco de los asientos.

El retiro del mercado Malibu, el más grande de GM lo que va del año, cubre 437,045 vehículos en los Estados Unidos y 31,842 vehículos en Canadá, México y los territorios asociados.

El cable de acero flexible que conecta el cinturón de seguridad en los Malibu afectados, pueden separarse cuando los pasajeros hacen ajustes de seguridad.  GM sabe de 36 reclamaciones y una lesión menor relacionada con el defecto, pero no hay conocimiento de ningún accidente o muerte.

El retiro del mercado del Colorado y el Canyon cubre 48,309 vehículos en los Estados Unidos y 4,620 vehículos en Canadá. Cerca de 13,000 de los vehículos están en los concesionarios de Estados Unidos, y la automotriz dice que no tiene conocimiento de ningún accidente, lesiones o muertes derivadas de los defectos.

Es posible que los marcos de los asientos en los Colorado y Canyon del 2015 no se hayan conectado correctamente a la carrocería del vehículo durante el montaje, señaló GM en un comunicado. Si la pieza se adjuntó incorrectamente, la parte delantera del asiento no puede permanecer asegurada al vehículo en caso de un choque.

Los distribuidores inspeccionarán las pick ups afectadas para evaluar si los ganchos de fijación del bastidor del asiento necesitan reparación. Los propietarios de los Malibu retirados pueden llevar sus vehículos a los concesionarios para la inspección y el reemplazo de las partes defectuosas.

GM retiró un récord de 27 millones de vehículos en Estados Unidos el año pasado a raíz de una crisis de seguridad causada por interruptores de encendido defectuosos, que ahora se ha relacionado con 100 víctimas mortales.

Alrededor de la web