Lo que debes saber sobre sus primeros pasos

Cuando un pequeño comienza a ponerse de pie, es importante que le ayudes a fortalecer su cuerpecito

Lo que debes saber sobre sus primeros pasos
Los pequeños deben adquirir la seguridad suficiente para caminar.
Foto: Shutterstock

Es una escena para filmarse: el pequeño ha conseguido dar sus primeros pasos, quizá uno de los momentos más esperados en la vida de los padres, ya que ha alcanzado la madurez psicomotora, la fortaleza muscular y la seguridad para caminar. Pero, ¿cómo y cuándo empezó esta historia?

El doctor Luis Camarillo, médico ortopedista pediatra, explica que todo inicia en el tercer mes de vida, cuando el bebé empieza a controlar la cabeza: “El niño debe formar una unidad, que es cabeza y cuello, y lo logra cuando ya se puede sentar solo. La estimulación temprana es muy benéfica para él, así como para fortalecer su cuerpo, porque le permite ver su medio ambiente de forma diferente y hacer el ejercicio que necesita para su edad”, comenta el experto y agrega que cuando el niño ya se puede sentar solo, inicia otra fase.

El especialista dice que, cuando el pequeño ya puede sostener su cabeza, se le puede cargar de una forma que también da fuerza a su torso y consiste en sostenerlo de la pelvis, viendo hacia el frente, así como cargarlo como si estuviera sentado en el antebrazo, ya que es una muy buena forma de estimular su control de cabeza y ayudarlo a que fortalezca su tronco y motivarlo a que intente estar de pie.

El gateo

El experto comenta que es fundamental el fortalecimiento de la parte baja y alta de la espalda, porque es lo que le dará equilibrio al levantarse. “Cuando se usan las andaderas de rueditas, se hace lo contrario a lo que es fisiológicamente normal cuando se empieza a caminar: con este tipo de productos el pequeño echa el tronco hacia atrás”, explica Luis Camarillo. De hecho, las andaderas están prohibidas en algunas partes de Norteamérica.

Previo al gateo, lo aconsejable es que los padres estén atentos a que el niño pueda rodar, porque es cuando sabremos que ya tiene la potencia para hacerlo. Comparte que hay un ejercicio para estimularlo y consiste en colocar al pequeño boca abajo, sostenerlo de los pies para que haga el esfuerzo contra nuestras manos y se impulse.

El especialista hace hincapié en la importancia de la comunicación con el médico pediatra, ya que a veces los padres se preocupan cuando el niño ha cumplido 11 meses y aún no camina: “Cuando ya se puede parar solo, únicamente es cuestión de que adquiera seguridad para dar los primeros pasos por él mismo. Es normal que los pequeños empiecen a caminar hasta el año seis meses y no todos lo hacen en la misma edad, por eso es importante que el médico los oriente sobre el desarrollo de su hijo, así como sobre los ejercicios que van de acuerdo a su edad”.

Las demostraciones de cariño y el juego ayudan a crear un lazo estrecho entre el pequeño y sus padres. Y sin presión ni estrés, si el médico pediatra ha indicado que va todo bien con su desarrollo, casi de forma natural llegará el día en el que iniciará la etapa de perseguirlo por toda la casa.

Para saber más: Los primeros pasos del bebé: ejercicios para el primer año de vida de tu hijo. Susan Fox, Editorial Oniro.

Colaboración Fundación Teletón México
“Sé responsable de tu destino”
celeste@teleton.org.mx