El trabajo te lo juegas en la Red

Las empresas buscan candidatos en Internet y la presencia en las redes sociales es cada vez más importante
El trabajo te lo juegas en la Red
La presencia en los medios sociales es ya básica para el día a día./Shutterstock

¿Tienes perfil en Internet y en medios sociales? Si la respuesta es negativa, es hora de cambiar esto porque no tener una presencia profesional en la Red puede perjudicar las posibilidades de encontrar un trabajo. De hecho, el 35% de los empresarios dice que pierde el interés por entrevistar a candidatos a un trabajo si no pueden encontrarlos en Internet, según una encuesta de CareerBuilder. El 52% de ellos usa las redes sociales para saber más de estos, cuando hace dos años era el 43% el que lo hacía.

Las que más utilizan estas herramientas son, por este orden, las empresas de tecnologías de la información y los servicios financieros pero también las de ventas, servicios profesionales, manufacturas, sanidad y comercio al por menor. Es más, según un estudio de la Sociedad de Gestión de Recursos Humanos (SHRM) de 2013, el 77% de las empresas usa redes sociales para reclutar  a potenciales candidatos, es decir, que los buscan activamente. Dos años antes era algo que hacía el 56% de las organizaciones. La razón es que les permite conectar con personas que son “candidatos pasivos”, es decir, que tiene el perfil para un determinado puesto de trabajo pero que no lo están buscando.

Aliah Wright, experta del SHRM, explica que para muchos empleos sobre todo en mercadeo, relaciones públicas, comerciales o publicidad entre otras, tener una presencia social es mostrar una competencia o habilidad esencial del trabajo que se busca o al que se aspira.

“En vez de quedarse fuera de la Red, quienes busquen empleo deben hacer su personalidad profesional visible y asegurarse de que toda la información que pueda ser disuasoria para el empleador o se retira o se hace privada”, explica Rosemary Haefner, jefe de recursos humanos de CareerBuilder. Aunque el 60% de quienes busca perfiles busca información que apoyen las cualificaciones para el trabajo algunos encuentran razones para no contratar. “No es buena idea poner en el Facebook una foto en un bar de fiesta un domingo por la noche”, sugiere Wright.

“Las empresas encuentran comportamientos que permiten hacerse una idea del perfil personal del candidato”, dice. Esta experta aconseja que se usen bien las opciones de privacidad y que se tenga cuidado “con lo que se comparte porque puede alcanzar a una audiencia muy amplia”. Su idea es que “compartimos demasiadas cosas en la red”.

Y ¿cuáles son las redes en las que hay que estar si se está buscando trabajo? “LinkedIn es obligatorio”, explica Wright refieriéndose a la red de contactos profesionales en la que se presentan perfiles e intereses profesionales. “Twitter es importante porque dependiendo de a quien se siga porque presenta a una persona conectada con el mundo, al igual que Instagram”. Desde su punto de vista la presencia en Facebook es crítica dependiendo del campo profesional en el que se mueva el candidato.

En SocialTalent, especializados en reclutamiento en medios sociales, explican que LikedInd es popular para el 94% de los empleadores. Es la red más usada para conocer a los candidatos seguida de Facebook que es usada por el 58%. En SocialTalent consideran que Facebook es la mejor plataforma para presentarse de una forma integral con una vida activa fuera del trabajo pero por ello también “tiene el potencial de ser la que más perjudique”, se explica.

¿Cómo cuidar el perfil en la red?

Hay que hacer actualizaciones que reflejen los intereses y la experiencia profesional. Hay que evitar dar a conocer problemas personales.

Se aconseja conectar con personas del sector y otras que tengan intereses similares. Tanto la vida profesional como la personal ayudan a crear un perfil público.

Es importante saber gestionar las opciones de privacidad

Es bueno revisar la forma en la que uno se expresa, gramátical y ortográficamente. Nunca hay una segunda oportunidad para dar una primera buena impresión.