Hacer ejercicio no es cualquier cosa

Especialmente si existen lesiones o enfermedades, es necesario consultar a un experto antes de comenzar un programa de acondicionamiento físico
Hacer ejercicio no es cualquier cosa
Siempre es recomendable hacer ejercicio, pero de acuerdo a las necesidades y características individuales.

A pesar de la creencia generalizada de que sólo los deportistas lo requieren, un programa de ejercicios sistematizados está recomendado para todo mundo, explica Jaime Horacio Guadarrama Becerril, experto en medicina del deporte.

Agrega que se trata de un proceso dinámico de actividades enfocadas a alcanzar y satisfacer los objetivos y las necesidades de cada individuo; por ejemplo, una persona que desea correr un maratón tiene necesidades distintas de quien se recupera de un esguince de tobillo o de una lesión de ligamento, igualmente el objetivo será distinto para una persona con parálisis cerebral o a quien se le ha diagnosticado hipertensión.

Sí, es para todos

“Un buen programa tiene que ver con potencializar las cualidades físicas, como flexibilidad y resistencia, cuya base es la fuerza, por lo tanto, hay que entrenarla primero para potenciar los demás talentos. Es muy útil para las personas que desean iniciarse en una actividad física, pero también para aquellas que tienen una discapacidad parcial, temporal o definitiva, porque mejora la calidad de vida de las personas”, afirma Horacio Guadarrama.

El reacondicionamiento físico está recomendado de modo especial para personas que están en un periodo de iniciación deportiva, o que por falta o exceso de ejercicio, sufren de una patología en particular. Pero también se recomienda para aquellos padecimientos que requieren de un tratamiento conservador que pueda evitar una intervención quirúrgica; y finalmente, para aquellas personas que necesitan preparación prequirúrgica o postquirúrgica.

Basta un clic para acceder a miles de sitios donde entusiastas del deporte, sin ningún sustento científico o metodológico, aconsejan a los internautas sobre los beneficios de tal o cual rutina. Especialmente si hay alguna necesidad o condición especial, es muy importante acudir con un profesional de la salud especializado en medicina del deporte, que cuente con conocimientos suficientes para prescribir el programa de ejercicios más adecuado.

En opinión del especialista: “Los programas de reacondicionamiento no deben hacerse en conjunto, sino de manera individual, porque se entiende que cada quien tiene su ritmo, una meta distinta, por ejemplo, un oficinista de 40 años con una vida sedentaria, no puede hacer el mismo ejercicio que un joven de 17 años o que una persona de 60 años con diabetes”.

Por ello, es de suma importancia la metodología del entrenamiento, el cual está muy alejado del que regularmente se hace en los gimnasios, donde se presiona a las personas bajo la premisa: “si no duele no sirve”, para que se esfuercen de más y lleven su cuerpo al límite sin ningún cuidado. “El ejercicio no debes de sufrirlo. Debe de ser placentero, relajante, así como estimulante y producirnos el deseo de querer repetirlo”, finaliza el experto.

Iniciar un programa de reacondicionamiento físico genera un cambio en el estilo de vida, con un alto nivel de cuidado físico, así como de la alimentación. Los beneficios nos permitirán tener una vida más armoniosa y saludable.

Colaboración de Fundación Teletón
“Sé responsable de tu destino”
celeste@teleton.org.mx