Tensa despedida a menor asesinado en El Bronx

Joaquín Botero/El Diario

@JoaquinBotero

NUEVA YORK – El mismo día del funeral de Christopher Durán, el menor de 14 años que fue baleado el pasado viernes en El Bronx, la Policía de Nueva York (NYPD) dio a conocer la identidad del principal sospechoso del asesinato. Se trata de Travis Bloch, un afroamericano de 25 años que tiene antecedentes por crímenes menores.

05-28-2015_001_DURAN

Este jueves, la tensión se mezcló con el silencio en el velatorio en la Funeraria Ortiz en Washington Heights, Manhattan. Había patrulleros y agentes comunitarios a la entrada y también adentro.

La familia lucía nerviosa y apenas hablaba con los allegados, mientras docenas de jóvenes con camisetas blancas miraban el cadáver y luego se reunían en grupos en la calle y en la sala de espera. Vestían camisetas en las que se leía “Joppy Lives”, como llamaban a Durán. También las camisetas tenían estampado RIP (Descansa en paz).

05-28-2015_004_CDURAN_wake(1)

Algunos informes preliminares revelaron que la muerte del adolescente tenía relación con actividades de pandillas. Medios locales señalaron que el jovencito tenía lazos con la 208, la cual tiene afiliación con la Crips de cobertura nacional. Durán tenía un historial de cinco arrestos.

Los familiares de Christopher, de origen dominicano, han negado que el adolescente estuviera involucrado en actividades de grupos delictivos.

05-28-2015_002_DURAN(1)

Más acción de pandillas

Sin embargo, el alcalde Bill de Blasio dijo esta semana que la muerte del joven fue causada por “nuevos grupos de pandillas, y que la Policía debe analizar más información”. El mandatario también reconoció que, en la ciudad, se ha registrado un incremento de muertes por incidentes de este tipo, pero aclaró que no es como en tiempos pasados. “Eran épocas cuando había 2,000 asesinatos o más por año y muchos ciudadanos caían en el fuego cruzado. Ahora la realidad es diferente”, argumentó el alcalde, según reportaron medios locales.

Las estadísticas que maneja la alcaldía muestran un incremento del 12% en los asesinatos en lo que va del año, comparado con el mismo periodo de 2014, mientras que los incidentes de disparos han aumentado un 7%.

De Blasio indicó que confía en que sus estrategias para debilitar las pandillas den resultado. Aunque no dio ejemplos específicos, mencionó reducir el reclutamiento, ayudar a los miembros a dejar los grupos criminales y prevenir retaliación entre diferentes pandillas.

A pesar que el alcalde insistió en que la Policía trabaja para contener el aumento de la violencia, puso como ejemplo alguna zonas, como los alrededores del cuartel 75 en East New York, en Brooklyn, en donde hay que “trabajar muy duro para acabar con las pandillas”.

Sobre el vecindario de Morrisania, en donde fue ejecutado Christopher y donde funciona el cuartel 44, las estadísticas del NYPD demuestran que en lo que va de 2015 se han registrado 89 arrestos por incidentes con pandillas comparado con 46 en el mismo periodo de 2014.

Con respecto a la totalidad de arrestos en los cinco condados que incluye el sistema CompStat, en lo que va de 2015 se han registrado 1,708 arrestos relacionados con pandillas, comparado con 2,240 en el mismo periodo de 2015. Analizados los últimos dos años, ha habido una caída del 18.5%, mientras que en los últimos cinco años el descenso es del 8%.

Consejos para proteger a los menores

La trágica muerte de Durán confirmó la importancia de que los padres monitoreen las actividades de sus hijos sobre todo en las redes sociales, ya que podrían descubrir a tiempo si andan en malos pasos.

Aunque la familia del jovencito acribillado en la sección de Morrisania negó que estuviera ligado a alguna pandilla callejera, las autoridades apuntan a que su muerte pudo tratarse de una revancha, y se refieren a varias fotos de él publicadas en Facebook en las que aparece haciendo señales con los dedos, típicas de estos grupos, además de otras imágenes de armas de fuego.

Un vocero del NYPD explicó que ahora se debe analizar con más profundidad la información que a veces publican los miembros en internet, en las cuales se vanaglorian de sus armas o hablan de sus rencillas con otras pandillas. “Visitaremos más el internet y las casas de algunos individuos”, adelantó.

Entre tanto, Raúl Burgos, encargado del manejo de casos de la organización Exodus en Harlem, que trabaja con jóvenes y exconvictos, dijo que la comunicación de los padres con sus hijos es fundamental para detectar a tiempo cuando el menor no está en buenos pasos.

“Los padres deben aprender a escuchar a los hijos para que puedan saber las necesidades que tienen”, indicó Burgos, cuya organización tiene varios programas dedicados a lidiar con jóvenes para sacarlos de las calles.

Uno de ellos es el programa Unidad Común, que fue fundado hace seis meses y en el que actualmente participan alrededor de 15 menores entre los 14 y 26 años.

“Es difícil establecer la comunicación, pero no imposible”, reiteró Burgos, que recomendó a los padres que acudan a organizaciones como en la que él trabaja para pedir asesoría. “Nosotros podemos servir de mediadores”.

Estar atento a todas las labores que hacen los menores es la clave. “Hay que vigilar lo que hacen en el tiempo libre, cuáles son sus compañías, y, cuando se hable, no hay que gritar porque lo que se va a conseguir es que el muchacho se encierre más”.

En los programas de Exodus (Unidad Común y Arquero) se dictan clases durante la semana para explicar las consecuencias de una mala decisión. Además, se organizan paseos a varias partes de la ciudad. Los programas cuentan con cuatro mentores que ayudan, además, con las tareas de la escuela y, si están en alguna pandilla callejera, se les trata de cambiar la mentalidad  para evitar que caigan presos.

Atento a sus hijos

Síntomas que indican que algo no está bien:

  • Aislamiento.
  • Empiezan a vestirse de una manera particular con los mismos colores a diario.
  • Cambian de amistades.
  • Permanecen el mayor tiempo en la calle.
  • Utilizan lenguaje que no es usual en el hogar.
  • Se hacen tatuajes.
  • Gesticulan con sus manos de una manera particular cuando saludan a algún amigo.
  • Bajan las calificaciones de la escuela repentinamente.
  • Dejan de interesarse en participar en actividades familiares.

Cómo controlar la situación:

  • Establezca reglas de disciplina en el hogar (ejemplo horas de llegada después de clases).
  • Vigile las redes sociales para ver señales de comportamiento.
  • Hable a diario con su hijo, por lo menos 5 minutos al día.
  • Pregúntele cómo le fue en su día escolar y lo que hizo cuando salió de la escuela
  • Inscríbalo en algún programa deportivo o cultural.
  • Trate de mantenerlo ocupado.

 

(Cristina Loboguerrero)