Cuatro consejos para negociar un aumento

Sin duda es una tarea difícil, pero con estos tips será más llevadera

Cuatro consejos para negociar un aumento
Al pedir un aumento hay que tener una cantidad en mente.
Foto: Shutterstock
Guia de Regalos

Es posible que negociar un aumento de sueldo resulte intimidante para quienes recién comienzan un nuevo empleo, al igual que para quienes llevan acumulados muchos años de experiencia en un puesto de trabajo. Usted quiere estar seguro de no pasarse de la raya o pedir demasiado, pero también quiere recibir lo que merece. He aquí los pasos a seguir para facilitar esta tarea difícil.

Investigar

Antes de asistir a una entrevista laboral o una evaluación de desempeño, investigue las condiciones de su puesto y los salarios de su zona. Visite sitios como Glassdoor y PayScale para saber qué hacen otras personas que se desenvuelven en su mismo sector e industria para cerciorarse de que el aumento que pide sea razonable. Esté preparado para pedir una suma precisa cuando negocie un aumento y cuando su supervisor le pregunte cuáles son sus pretensiones.

Es posible que advierta que gana menos que sus contrapartes locales. ¿Pero qué sucede si sus ingresos están a la par del salario promedio? De todos modos, puede pedir más si su trabajo le agrega valor a la empresa.

Buscar el momento oportuno

Obviamente, la primera entrevista no es el momento indicado para negociar un salario superior a la cifra acordada inicialmente. Si usted ya es empleado, espere hasta su evaluación de desempeño. Si trabaja en una empresa no convencional o no tiene evaluaciones regulares, coordine una entrevista con su jefe.

Evite épocas de mucha carga laboral, por ejemplo, vacaciones o durante acontecimientos laborales estresantes. Coordine una entrevista con antelación; notificar a su supervisor puede ayudar a ambos a prepararse y a usted a preparar el terreno para negociar.

Práctica y preparación

Negociar requiere de mucha práctica. Cuando ensaye, repase:

  • sus logros recientes, entre ellos, logros específicos o hechos positivos que usted ayudó a concretar (céntrese en cómo logró que su empresa achique costos o genere más ingresos);
  • estadísticas y cifras que representen parámetros medibles del éxito;
  • ideas de procesos o procedimientos mejorados que ayudaron a ahorrar tiempo;
  • acciones que realizó superando las expectativas de su función y cómo aspira a acompañar el crecimiento de la empresa.

Practique frente al espejo y luego delante de un amigo que haga de espectador. Es importante que suene seguro, determinado y preparado. No intente memorizar lo que quiere decir; sólo familiarícese con la idea que va a presentar.

Los resultados de su entrevista pueden variar. Sepa de antemano cómo responder si su jefe le dice que sí o que no inmediatamente, le hace una oferta más baja o incluso le ofrece más dinero del que esperaba.

Si su empleador se niega a concederle el aumento, pídale amablemente que le explique los motivos para entender el porqué de su decisión. Intente organizar otra entrevista para más adelante. Averígüe qué necesita su jefe de usted para otorgarle un aumento. Pregúntele: “Si logro estos objetivos y supero sus expectativas, ¿podemos reevaluar mi salario en seis meses?”

En ocasiones, la decisión no recae en la persona con la que habla inicialmente. También es posible que su empresa esté lidiando con un presupuesto ajustado y que, por lo tanto, la negativa no sea una cuestión personal. Su supervisor también puede explicarle los motivos específicos por los que cree que usted no está en condiciones de recibir un aumento en este momento. Tome sus comentarios como críticas constructivas.

Si le hacen una oferta más baja, negocie. Con tacto y elegancia, plantee los hechos por los cuales considera que merece ganar más. Evite que su supervisor sienta que se está quejando o que simplemente está tratando de recibir más dinero de la empresa.

Deje las cuestiones personales de lado: pedir un aumento porque le aumentaron el alquiler o porque desea comprarse un vehículo nuevo es sumamente antiprofesional. Plantee única y exclusivamente razones que tengan que ver con su trabajo y con su desempeño.

Técnicas y recursos

Consulte la Técnica del Portafolio del talentoso negociador Ramit Sethi y su Guía para obtener un aumento e incrementar su salario, a la que podrá acceder sin cargo. Otros recursos gratuitos en línea incluyen la guía integral de negociación de salarios de PayScale.

Conciba la negociación como una simple conversación. Divida este proceso intimidante en pequeños pasos con el objetivo último de ganar más dinero y obtener lo que merece.

– Sophia Bera/AdviceIQ

Siga a AdviceIQ en Twitter, en @adviceiq
Sophia Bera, es responsable de planificación financiera y fundadora de Gen Y Planning, y es la principal búsqueda en Google de “Financial Planner for Millennials.” Trabaja de manera virtual con personas de entre 20 y 30 años de todo el país, mientras construye una oficina móvil. Es colaboradora del sitio web AOL Daily Finance y ha sido citada en diversos sitios web y publicaciones, tales como ForbesBusiness Insider, Yahoo, Money MagazineInvestmentNews, la revista Financial Advisor y The Huffington Post. Sophia es una oradora y presentadora muy solicitada, y en su tiempo libre se dedica a actuar y cantar y a viajar por el mundo. Sígala en Twitter @sophiabera o inscríbase para recibir el boletín informativo de Gen Y Planning y estar al día con los artículos financieros dirigidos a la generación de milenarios. Es también autora de What You Should Have Learned About Money, But Never Did: A Gen Y Guide to Empowered Personal Finance (edición de Kindle). Ah, y no es la planificadora financiera de su padre.
AdviceIQ publica artículos de calidad sobre finanzas personales, escritos por asesores financieros y editores de AdviceIQ. Clasifica a los asesores de su área por especialidad, incluyendo a pequeñas empresas, doctores y clientes de recursos modestos, por ejemplo. Aquellos que registran el mayor número de clientes en una determinada categoría de especialidad se clasifican en los puestos más altos. Asimismo, AdviceIQ examina los asesores clasificados de modo que sólo participen aquellos con historiales reglamentarios impecables. AdviceIQ fue lanzado el 9 de enero de 2012 por ejecutivos, editores y tecnólogos experimentados de Wall Street. En este momento, los inversionistas podrán ver muchas clasificaciones de asesores, si bien en algunas áreas se clasifican solo unos pocos. Consulte la clasificación con frecuencia, ya que miles de asesores son en este momento analizados por AdviceIQ. Aparecen nuevos asesores clasificados a diario.