Hagamos de la salud masculina una prioridad

Es un momento para celebrar a los padres que tenemos en nuestras vidas y para centrarse en la salud y el bienestar de todos
Hagamos de la salud masculina una prioridad
Todos los hombres, sin importar su edad, deben hacerse chequeos y exámenes regularmente, y si son sexualmente activos, deben hablar con un médico o enfermera acerca de hacerse las pruebas de detección de infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH. /SHUTTERSTOCK

El 21 de junio fue el Día del Padre, y todo el mes de junio es el Mes de la salud masculina. Es un momento para celebrar a los padres que tenemos en nuestras vidas y para centrarse en la salud y el bienestar de todos los hombres de nuestras comunidades. Por desgracia, muchos hombres latinos en la ciudad de Nueva York se enfrentan a disparidades de salud significativas, en parte debido a estructuras y sistemas que perpetúan las desigualdades.

La atención  preventiva de la salud puede ayudar a superar algunas de estas disparidades pero, desafortunadamente, los hombres latinos experimentan barreras para acceder a dicha atención. En general, una cantidad insuficiente de hombres reciben los chequeos y la atención preventiva que necesitan. Puede ser fácil tomar la salud por sentado, pero la atención preventiva es una parte importante del mantenerse seguro, saludable y feliz. Los hombres latinos son mucho menos propensos que los hombres blancos a ver a un médico o a tener un seguro de salud.

Como resultado, y debido a otros problemas sociales, los hombres latinos están desproporcionadamente afectados por una amplia gama de problemas de salud, desde la obesidad y la diabetes hasta tasas más altas de paternidad adolescente y enfermedades de transmisión sexual, incluido el VIH. Debido a las inequidades en materia de salud, los residentes latinos de Nueva York representan tasas dramáticamente desproporcionadas de nuevas infecciones por VIH.

Todos los hombres, sin importar su edad, deben hacerse chequeos y exámenes regularmente, y si son sexualmente activos, deben hablar con un médico o enfermera acerca de hacerse las pruebas de detección de infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH. La buena noticia es que todas las ETS son tratables, incluso el VIH, y muchas son curables. Cuanto más pronto conozca su estatus, mejor podrá proteger su salud y la salud de su(s) pareja (s). El tratamiento temprano puede ayudar a prevenir problemas de salud graves y crónicos que pueden ser el resultado de ETS no tratadas. Planned Parenthood of New York City ofrece atención, incluyendo las pruebas de ETS, a toda persona que entra por nuestras puertas, sin importar si tiene o no un seguro de salud.

Vamos a pasar el Mes de la salud masculina—y todos los meses—hablando de lo que se puede hacer para mejorar la salud de los hombres latinos, sea asegurándonos de que nuestros familiares y amigos sepan dónde pueden encontrar servicios de salud a bajo precio y culturalmente competente, o hablando con nuestras parejas  sobre el uso de condones y otros métodos anticonceptivos. Es muy importante que nuestros jóvenes sean incluidos en estas conversaciones—y programas—dirigidos a la prevención del embarazo adolescente, de infecciones de transmisión sexual y del VIH/SIDA.

Planned Parenthood of New York City está trabajando para abordar estas disparidades, y nuestros centros de salud están abiertos a todo el mundo—todos los géneros, todas las orientaciones sexuales—sin importar su capacidad de pago o estatus migratorio. Así que vamos a celebrar el Mes de concientización de la salud masculina instando a los jóvenes y los hombres en nuestras vidas a mantenerse saludables, haciendo  una cita con PPNYC o con otro proveedor de atención médica de confianza, para realizarse un chequeo y hacerse una prueba. Usted puede hacer una cita en PPNYC llamando al 1-800-230-PLAN.