Una victoria para la salud de las latinas

Esta decisión es una victoria porque protege el acceso a la cobertura.
Una victoria para la salud de las latinas
Más de 3.6 millones de neoyorquinos en todo el estado se han inscrito en una cobertura asequible a través del Obamacare.
Foto: Archivo / Getty

La Corte Suprema ha ratificado lo que ya sabíamos: las primas de los créditos de impuestos fueron creados para ayudar a la gente en cada estado a pagar la cobertura de salud bajo la Ley de Salud a Bajo Precio (o ACA por sus siglas en inglés).
Esta decisión es una victoria porque protege el acceso a la cobertura. Cientos de miles de latinas podrán retener su seguro de salud, y hasta dos millones de latinas se beneficiarán de la oportunidad de acceder a la cobertura a bajo precio ahora y en el futuro.
Cada día hablo con latinas que están luchando por un derecho humano fundamental: los servicios de salud. Esta decisión significa mucho para la gente como Dina Núñez, una hispana de 51 años de Brownsville, Texas.
Sin seguro médico, Dina no tenía una manera fiable para ver a un proveedor de salud. Antes de ACA, Dina buscó cobertura médica en cuatro ciudades diferentes, viajaba largas distancias y meses de espera para obtener alguna cita. Ella pagó de su bolsillo para recibir una atención inconsistente y en algunos casos inadecuada.
Durante el período de inscripción abierta de ACA, las cosas cambiaron dramáticamente para Dina.
Debido a los créditos fiscales de ACA, ella fue capaz de inscribirse en un plan económico en el intercambio facilitado por el gobierno federal en Texas, con un pago mensual de $25. No cabe duda que ACA le cambió la vida.
Antes de la Ley de Salud a Bajo Precio, más de una de cada tres latinas no tenían seguro de salud en lo absoluto, y otros millones de personas más luchaban con una cobertura con precios supremamente altos y servicios de salud inadecuados. Gracias a las victorias de ACA, más latinas que nunca tienen acceso a servicios de calidad y a bajo precio.
Pero nuestro trabajo de asegurar salud para las hispanas no ha acabado. Todavía mucha gente no conocen los beneficios que pueden acceder bajo ACA, y a otras se les niega esos beneficios porque su empleador o asegurador no acata la ley. Nuestra comunidad merece algo mejor.
Además, en muchos casos, inmigrantes latinas no son elegibles para los beneficios de ACA, y siguen viviendo en la sombra sin estatus jurídico y sin la oportunidad de comprar seguro médico a bajo costo.
No vamos a detenernos hasta que la promesa de ACA—que cada persona pueda acceder servicios de salud asequible y de calidad—sea cumplida. Las latinas no volverán al pasado.•