5 usos sorprendentes de la pasta de dientes

El dentífrico puede ser un gran auxiliar en el hogar

Estudios van, estudios vienen, pero no hay todavía una conclusión definitiva sobre la relación entre enfermedades como el cáncer y el flúor que se usa en el agua potable de muchas regiones de este país, y que también es un ingrediente activo de la pasta dental. De hecho, la American Cancer Society difunde en su página de internet que “el consenso general entre las investigaciones realizadas hasta la fecha es que no hay una fuerte evidencia de un vínculo entre la fluoración del agua y el cáncer”.

Esto viene a cuento porque, si estás preocupada por cómo podría afectar a tu salud y la de tu familia el uso constante de flúor al lavar tus dientes, te proponemos otros usos, más creativos y más seguros, que puedes darle a la pasta de dientes. Más de uno te sacará alguna vez de un apuro.

pasta dientes

Huele a ajo

Cocinar con ajo es una delicia porque, además de darle sazón a la comida, el ajo es un excelente antibiótico natural. Sin embargo, luego de picar ajo, cebolla, cilantro y demás ingredientes para la cena, tus manos huelen a una mezcla de cosas no muy agradable que digamos. Para librar tus manos de esos aromas rápidamente, en especial si lo que preparaste fue una cena romántica, frótalas por unos segundos con un poco de pasta de dientes en lugar de jabón y enjuaga.

Lava tus tenis

Así es. Y te sorprenderá ver cuán blancas quedan las suelas. Sólo pon una cantidad de pasta de dientes equivalente a la que pones en tu cepillo, en una fibra de plástico o metal. Agrega un poco de agua y comienza a tallar los flancos de la suela con mucha fuerza. Enjuaga los tenis y también la fibra. Con la pasta que quede en la esponja, talla el exterior de los zapatos y enjuaga. No te recomendaría que lo hicieras con tenis nuevos porque el color puede correr peligro, sino más bien con algún par que quieras revitalizar.

Manchas de labial

Las manchas de  labial son incómodas no solamente en la ropa. Son difíciles de quitar y, en ocasiones, imposibles. Si alguna mesa o espejo quedaran manchados de labial, aplica un poco de pasta de dientes en la mota, talla con un paño húmedo y finalmente aplica un poco de agua. También funciona con las manchas de rímel.

Atención si tienes niños: marcadores permanentes

Si las manchas de maquillaje son molestas, qué decir de las producidas por marcadores indelebles en los muebles de madera. En especial si tienes niños, este tip puede ahorrarte uno que otro disgusto. Tan pronto notes la mancha, aplica un poco de crema dental y talla con un cepillo, puede ser para dientes o uno más duro, según la resistencia de la superficie que vayas a limpiar. Cuando la mancha ceda, pasa un paño húmedo por la zona. Incluso puedes cargar una pasta de dientes pequeña en tu bolso, para esas ocasiones en que visitan a la abuela y no falta un incidente con marcadores.

Plata oscura

Lo primero que hay que decir es que este tip es sólo para una emergencia, como cuando tienes una reunión y te das cuenta de que esa joyería de plata que guardas para ocasiones especiales, está un tanto cuanto oscura. Sólo humedece la pieza, frótala con un paño con un poco de pasta y cuando esté brillante, enjuágala y sécala con un paño seco. No lo hagas con regularidad porque la pasta contiene abrasivos que pueden dañar tu joyería (y entonces, ¿qué le puede hacer a nuestros dientes?)

Si te preocupa el flúor…

La American Cancer Society recomienda tomar algunas medidas para reducir tu exposición al flúor:
•    Investiga el nivel de flúor en el agua del lugar donde vives. Para ello, puedes contactar al sistema de agua de tu localidad o bien, a la hotline de Safe Drinking Water de la EPA, al 1-800-426-4791, para saber qué tan segura es el agua que consumes. También puedes recurrir a un laboratorio para que haga pruebas en ella.
•    La máxima concentración de flúor en el agua de acuerdo con la EPA debe ser de 4.0 mg por litro. Si el agua de tu localidad rebasa ese nivel, puedes optar por agua embotellada. La Food and Drug Administration (FDA) establece las normas para los niveles permisibles de flúor en este líquido.
•    Los niños menores de 6 años deben usar una cantidad mínima de crema dental y no tragar mientras lavan sus dientes. Consulta con el dentista el tipo de pasta dental que pueden consumir –existen opciones reducidas en flúor en el mercado-, especialmente si hay pequeños de menos de 2 años en casa.