Cómo reducir los costos de educación superior

Estas son algunas opciones para aligerar la inversión que requiere la educación universitaria
Cómo reducir los costos de educación superior
La educación universitaria es una fuerte inversión que vale la pena hacer.
Foto: Shutterstock

Si le llegó la hora de pagar la matrícula universitaria de su hijo, puede que los costos de educación superior de hoy en día lo hagan sentir abrumado. Si bien es probable que ya haya pagado sumas importantes en este concepto, muchas herramientas en línea pueden ayudarlo a ajustar un poco el precio.

El incremento en los costos de los estudios universitarios es una lección real y difícil de aprender: durante los últimos dos años, los gastos en educación superior cuadriplicaron el Índice de Precios al Consumidor que mide la inflación total. El costo general de los estudios universitarios se septuplicó en las últimas décadas e incrementó dos veces más que los costos de atención de la salud desde 1983.

Recientemente, redacté un artículo acerca del porqué creo que la universidad sigue siendo una inversión maravillosa, pero no expliqué cómo hacer para afrontar mejor los costos que conlleva. Dado que hay muchos detalles a tener en cuenta en el financiamiento de los estudios universitarios, me contacté con Terry Wilfong, un especialista en este tema que trabaja mucho en el área de admisiones, tanto dentro como fuera de las universidades.

Hace poco, fundó la College Options Foundation, una fundación que se dedica a ayudar a estudiantes de la secundaria del programa Army Junior Reserve Officers Training Corps  y a los adolescentes de familias de militares a inscribirse en la universidad y solicitar ayuda financiera.

Terry afirma que, por diversos motivos, la mejor oportunidad que tiene un estudiante para achicar los gastos de educación sigue siendo obtener un buen promedio de calificaciones y buenos resultados en la prueba de aptitud académica denominada Scholastic Aptitude Test (SAT) y en el examen de ingreso a las universidades estadounidenses denominado American College Testing (ACT), como también una variedad bien equilibrada de actividades extracurriculares.

Es posible que también pueda recibir ayuda del estado en el que vive. Por ejemplo, Georgia, el estado en el que vivo, ofrece el programa de becas Hope Scholarship, que básicamente cubre el costo de la matrícula de las universidades dentro del estado para estudiantes que finalizan la secundaria con un promedio de 3.0 y mantienen esas calificaciones en la universidad.

Si usted y su futuro estudiante universitario ya cuentan con este programa, Terry sugiere que de todos modos evalúen la posibilidad de completar la Solicitud Gratuita de Ayuda Financiera Federal para Estudiantes (FAFSA), antes de tomar la decisión de elegir una universidad dentro del estado. FAFSA, una iniciativa del Departamento de Educación de EEUU, ofrece más de $150 mil millones al año en subsidios, préstamos y fondos para programas de trabajo y estudio del gobierno a más de 13 millones de estudiantes. La admisibilidad depende de diversos factores, entre ellos, el tamaño y los activos de su familia.

FAFSA reduce o cubre la diferencia entre los gastos universitarios que su familia deberá afrontar (la contribución esperada de la familia) y el costo total del año académico. Por ejemplo, si está evaluando una universidad con un costo del año académico de $40,000, FAFSA determina que su familia debe (o puede) hacerse cargo de $15,000. FAFSA y la universidad pueden ayudar con todo o una parte de la diferencia de $25,000, mediante una combinación de donaciones y préstamos para estudiantes.

FAFSA no cubre el total de las necesidades de una familia para hacer frente al costo de numerosas universidades, lo cual implica que, en ocasiones, los estudiantes deben solicitar préstamos adicionales para cubrir la diferencia. Visite collegedata.com y la sección Money Matters donde encontrará un detalle general de los costos de asistir a las universidades que le interesan y los perfiles de ayuda financiera que brindan.

Otras secciones que pueden ayudarlo a calcular el costo de una determinada universidad son las siguientes: un buscador de becas, una calculadora de precios y una herramienta de comparación de ayuda financiera.

Dependiendo de cuál sea su condición respecto a la solicitud FAFSA, no descarte facultades automáticamente solo en razón del precio inicial. Comprender la mecánica de cómo una universidad apoya la capacidad de pago de su hijo lo ayudará a elegir la mejor relación precio-facultad.

– Wes Moss/AdviceIQ

Siga a AdviceIQ en Twitter, en @adviceiq
Wes Moss, CFP, es especialista principal en estrategias de inversión de Capital Investment Advisors y socio de Wela, ambas con sede en Atlanta. Es el conductor de “Money Matters”, un programa en vivo sobre asesoramiento financiero que se transmite por las estaciones de radio News 95-5 y AM 750 WSB de Atlanta. En 2015 y 2014 Barron’s Magazinelo designó como uno de los mejores 1,200 asesores financieros de los Estados Unidos. Recientemente, publicó el libro You Can Retire Sooner Than You Think publicado por McGraw Hill, el cual se puede adquirir en Amazon, iTunes y en las librerías del lugar donde reside.
Wes redacta una columna semanal sobre finanzas personales en la sección “Bargain Hunter Section” de AJC.com, el sitio de The Atlanta Journal-Constitution. Wes es también el editor y redactor del blog About.com’s Personal Finance.  Comuníquese con Wes por Twitter en @WesMoss365 y por Facebook en Wes Moss Money Matters. También puede visitar su sitio web, WesMoss.com para obtener más información sobre Wes y completar su cuestionario gratuito sobre el dinero y la felicidad.
AdviceIQ publica artículos de calidad sobre finanzas personales, escritos por asesores financieros y editores de AdviceIQ. Clasifica a los asesores de su área por especialidad, incluyendo a pequeñas empresas, doctores y clientes de recursos modestos, por ejemplo. Aquellos que registran el mayor número de clientes en una determinada categoría de especialidad  se clasifican en los puestos más altos. Asimismo, AdviceIQ examina los asesores clasificados de modo que sólo participen aquellos con historiales reglamentarios impecables. AdviceIQ fue lanzado el 9 de enero de 2012 por ejecutivos, editores y tecnólogos experimentados de Wall Street. En este momento, los inversionistas podrán ver muchas clasificaciones de asesores, si bien en algunas áreas se clasifican solo unos pocos. Consulte la clasificación con frecuencia, ya que miles de asesores son en este momento analizados por AdviceIQ. Aparecen nuevos asesores clasificados a diario.

Alrededor de la web