Toman medidas contra ola de calor

Las condiciones de calor y humedad continuarán hasta el lunes

Con las altas temperaturas afectando la ciudad durante algunos días, el alcalde Bill de Blasio urgió a los neoyorquinos a tomar medidas para protegerse y asistir a otros que podrían estar en riesgo debido al calor, especialmente aquellos más vulnerables, como bebés, ancianos y personas con enfermedades crónicas.

Las condiciones de calor y humedad del domingo continuarán hasta el lunes, con temperaturas pronosticadas en los 90 grados y el índice de calor llegando tan alto como a 100. Además, una alerta de calidad del aire está en vigor hasta las 11 p.m. del lunes.

Consejos y medidas de la ciudad

  • Un gesto pequeño pero crucial puede ayudar a asegurar que todos tengan un verano seguro y saludable: Conozca a sus vecinos, y entre contacto con vecinos y familiares -en persona o por teléfono- por lo menos dos veces al día durante las olas de calor.
  • Preste especial atención a los ancianos, los menores, y cualquier persona con una condición médica preexistente. Los neoyorquinos deben asistir a los vecinos de más edad que puedan estar lejos de sus amigos y familiares.
  • El Departamento de Servicios para Desamparados (DHS) ha emitido una alerta de Código Rojo y ha aumentado el alcance de sus servicios. Los adultos solteros pueden presentarse a cualquier refugio para protegerse del calor. Hay transporte disponible para ir a los centros de enfriamiento a través de equipos de alcance del DHS, que revisarán con mayor frecuencia a sus clientes más vulnerables.
  • El Departamento para Personas Mayores ha abierto centros de enfriamiento en centros de ancianos, y las agencias de cuidado en el hogar están pendientes de los clientes que pudieran necesitar ayuda.
  • Permanecer en aire acondicionado es la mejor manera de mantenerse fresco cuando hace calor afuera, pero algunas personas no tienen un aire acondicionado o no lo encienden cuando lo necesitan. Anímelos a usar el aire acondicionado. Ayúdalos a llegar a un lugar con aire acondicionado si no pueden mantenerse frescos en casa. Asegúrese de que estén bebiendo suficiente agua.
  • La ciudad ha abierto centros de enfriamiento en los cinco condados, incluyendo en los centros de personas mayores, locaciones de NYCHA, y parques. Para encontrar el más cercano a su vivienda, llame al 311 o visite el sitio nyc.gov/oem 

Cómo protegerse del calor

  • Beba más líquidos (no alcohólicos). No espere hasta que usted tenga sed para beber. Se le advierte que si su doctor le limita la cantidad de líquido que usted necesita beber, pregúntele la cantidad que usted debería de beber en días de calor.
  • No beba líquidos que contengan cafeína, alcohol, o grandes cantidades de azúcar: estos causan la pérdida de más fluido corporal. Evite las bebidas muy frías, porque estas pueden provocar calambres estomacales.
  • Permanezca dentro de su vivienda y si es posible, en un lugar con acondicionador de aire. Si su vivienda no tiene aire acondicionado, vaya a una escuela pública o a una biblioteca. Llame al departamento de salud local (311) e infórmese sobre los refugios contra el calor cercanos a su vivienda.
  • Los ventiladores eléctricos podrían proveer comodidad, pero en altas temperaturas por encima de los 90 grados, los ventiladores no previenen enfermedades relacionas con el calor. Tomar duchas o baños con agua fresca, o moverse a un lugar con aire acondicionado, es un modo mejor de evitar el calor.
  • Use ropa ligera, de colores claros y de medidas grandes.

Nunca deje a un niño o una mascota en un vehículo estacionado. 

Aunque todas las personas pueden sufrir las consecuencias del calor en cualquier momento, algunas tienen más alto riesgo que otras, y por ello necesitan ser supervisadas con frecuencia: entre ellas están los bebés y niños menores, personas de 65 años o más, personas con problemas mentales y aquellos que padecen de problemas del corazón y de alta presión arterial.

Consejos para ahorrar energía 

  • Cuando utilice un aire acondicionado, fije el termostato en los grados más altos que le ofrezcan una temperatura confortable. Cada grado menos aumenta los costos de refrigeración en un 6%. Apáguelo cuando salga de su casa, y utilice un temporizador para que se encienda 30 minutos antes de su regreso.
  • Para reducir el calor y la humedad en su vivienda, ponga en funcionamiento equipos eléctricos como el horno, las lavadoras de vajilla, lavarropas y secadoras en la mañana temprano o tarde en la noche.
  • Cocine en el horno de microondas o en una barbacoa fuera de su vivienda, si es posible.
  • Cuando el aire acondicionado esté funcionando, cierre las puertas para mantener el aire fresco adentro y el aire caliente afuera.
  • Cierre las ventanas y corra las cortinas para evitar que el sol caliente aún más la habitación. Cerca del 40% del calor indeseado entra por las ventanas.
  • Si es posible, utilice un ventilador en vez de un aire acondicionado en un área bien ventilada. Los ventiladores consumen entre un 70% y un 90% menos de electricidad que los aires acondicionados. Incluso cuando use un aire acondicionado, los ventiladores pueden proveer enfriamiento adicional y una mejor circulación de aire.
  • Mantenga el filtro de su aire acondicionado limpio.

Fuente: ConEdison

Uso inapropiado de los hidrantes

La apertura indebida de los hidrantes o pompas contra incendios desperdicia 1,000 galones de agua por minuto, provoca inundaciones en las calles de la ciudad, y puede reducir la presión del agua a niveles peligrosos y obstaculizar la capacidad del Departamento de Bomberos para combatir el fuego con seguridad y rapidez.

Las boquillas rociadoras usadas correctamente reducen la salida de agua de un hidrante a 25 galones por minuto, y aún proporcionan alivio para el calor. Para obtener una boquilla rociadora, un adulto de 18 años o más con identificación apropiada puede ir a su estación de bomberos local y solicitarla.