Proyecto de ley para defender a los inquilinos comerciales

Prohíbe a propietarios intimidación física o amenazas contra sus arrendatarios
Proyecto de ley para defender a los inquilinos comerciales

Este jueves será presentado un proyecto de ley con el que se quiere proteger a los inquilinos de inmuebles comerciales de ser víctimas de acoso o cualquier otro tipo de intimidación.

La medida, que será patrocinada por los concejales Robert Cornegy que presidente el Comité de Pequeños Negocios y Mark Levine, representante por el distrito 7 del Alto Manhattan,  impone sanciones de un mes de alquiler o $1,000 -mas gastos legales y de corte-  a dueños de locales que han acosado a sus inquilinos.

La legislación prohíbe a los propietarios comerciales que utilicen cualquier tipo de intimidación, bien sea física o verbal como amenazas, así como el negarse a hacer reparaciones, cortar la calefacción o los servicios públicos, para tratar de obligar a un inquilino comercial a salir del predio.

“He escuchado muchas historias de caseros que han tomado acciones que interfieren con el  uso del espacio comercial de pequeños negocios que están pagando buen dinero por su renta. Hay muchos pequeños comerciantes que solo quieren servir a sus clientes y que en su lugar deben estar luchando para mantener los servicios básicos y defenderse a sí mismo de casos en corte que no tiene ningún sentido legal”, dijo el edil Cornegy, que representa al distrito 36 de Brooklyn.

Entre tanto el concejal Levin dijo “nuestros pequeños comerciantes son muy importantes como para dejarlos sin protección. este proyecto de ley es un paso importante para los inquilinos comerciales”.

Actualmente la ley sobre acoso a inquilinos –aprobada en 2008– solo aplica a inmuebles residenciales que utilizan las mismas tácticas y que se enfrentan con multas de hasta $10,000, pero dichas medidas no se aplican a arrendatarios de comercios.

Bajo los términos de la propuesta se considera también intimidación cuando el propietario somete querellas judiciales frívolas, emprende reparaciones innecesarias sobre el espacio del inquilino o uno adyacente, y/o participa en tácticas de negociación injustas para los arrendamientos de renovación.