Miles protestan frente a Verizon en Manhattan

En plenas negociaciones de contrato, cientos protestan frente a las oficinas de la corporación
Miles protestan frente a Verizon en Manhattan
Dos calles de manifestantes llenaron de color y ruido el Bajo Manhattan

Una muchedumbre con camisetas rojas llenó más de dos calles frente a los cuarteles generales de Verizon en el Bajo Manhattan para exigir que el gigante tecnológico cumpla sus peticiones. Las dos partes negocian en la actualidad, y a una semana del fin del contrato, el ambiente es tenso. En lo que parece también una guerra de información, un vocero de Verizon se acercó a los medios y defendió la posición de su compañía.

39,000 empleados desde Virginia hasta Massachusetts están en pie de de lucha contra una posible falta de estabilidad en sus trabajos, un recorte en las pensiones y el aumento de los costos de los seguros médicos. Los sindicatos CWA y IBEW trajeron a varios cientos desde tan lejos como Filadelfia.

La boricua Sandra Santiago (60) lleva 36 años como empleada. “Tememos que incrementen nuestras contribuciones de salud. Quieren movernos al 401K que ellos indiquen y nos quieren mandar a trabajar a zonas lejanas. Me opongo”, dice la supervisora de una central en Manhattan.

Jane Soto, puertorriqueña, lleva 28 años con Verizon. Es técnica en El Bronx. “Mi seguro se podría incrementar cientos de dólares por mes, que un aumento no cubriría”.

Raymond McConville, vocero de Verizon, espera que los sindicatos reconozcan la realidad en un mundo competitivo. “Tenemos que mantener algunos costos bajo control. Time Warner Cable y Comcast no tienen empleados sindicalizados”.

A decidir si pensión o 401K

McConville dice que los empleados de Verizon cuentan con un plan de pensión y un ‘generoso’ fondo de ahorro 401K. “Ya nadie en el país tiene ambos, y eso es insostenible para nosotros. Les estamos pidiendo que elijan uno”.

El representante de Verizon dijo que esperaban llegar a un acuerdo, pero contaban con más de quince mil supervisores que podrían cumplir las labores requeridas en caso de huelga.

“Necesitamos más flexibilidad. Si por ejemplo tenemos un exceso de técnicos en Filadelfia y escasez al sur de Nueva Jersey, queremos mover nuestros recursos humanos si es necesario lo cual reduciría la necesidad de contratistas”.

José Colón (40) lleva nueve años como técnico al norte de Nueva Jersey. Contradice a Verizon que en promedio alguien en su posición gane $100,000 por año. “¡No estaríamos peleando!”.

“Ellos ya nos piden mover. Para algunos funciona, para otros no. A un compañero lo movieron a dos horas. Imagina que te demores veinte minutos en llegar a tu trabajo y de repente te toque viajar dos horas en cada trayecto. ¿Cómo te sentirías?”

Músculo político sumaron los manifestantes con la presencia de funcionarios que hablaron en el estrado en la calle Barclay y West, cerca al World Trade Center.

“No les hablo como activista, sino como Contralor de la ciudad”, dijo Scott Stringer. “No vamos a permitir que una corporación tome ventaja. Gracias a ustedes, Verizon tiene muchas ganancias. No es justo que los dos últimos años sus principales ejecutivos hayan recibido $250 millones en compensación”.

La representante a la Cámara de Representantes Nydia Velázquez dijo que no permitirían abusos de las corporaciones estadounidenses. “Miren la fuerza que tomó esta semana la lucha por el salario mínimo de $15 la hora. Eso nos demuestra que si permanecemos juntos, ganaremos”.

Verizon en números:

Verizon ocupa el puesto 15 en corporaciones del país con ingresos de $127 mil millones y ganancias de 9,600 millones en 2014, según la revista Fortune.

Los últimos cinco años ha reportado ganancias de $28,000 millones