AI: Fosas en Guerrero demuestra crisis de desapariciones

Ponen de manifiesto la magnitud de la crisis de desapariciones forzadas en México, afirmó el organismo

México.- Las noticias sobre el descubrimiento de fosas comunes en México durante la búsqueda de los 43 estudiantes desaparecidos el año pasado en el estado de Guerrero ponen de manifiesto la magnitud de la crisis de desapariciones forzadas en el país, afirmó Amnistía Internacional (AI).

“Esta espeluznante revelación confirma lo que ya habíamos descubierto: la enorme crisis de desapariciones forzadas en Guerrero y el resto de México es realmente alarmante,” dijo Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de AI, citada en un comunicado de la organización.

Lea también: Padres de los 43 clave para localización de fosas clandestinas

Sostuvo que “si no fuera por la determinación y persistencia de las familias de los estudiantes de Ayotzinapa, así como de las personas defensoras y periodistas en exigir a las autoridades mexicanas una respuesta integral a la desaparición forzada de estos jóvenes, probablemente nunca hubiéramos sabido de las fosas comunes y las dimensiones de la crisis“.

“Falta mucho por hacer para descubrir y hacer pública la verdad sobre el destino de los 43 estudiantes que fueron sujetos de desaparición forzada en septiembre del año pasado, y de todas las desapariciones sin resolver en México”, expuso Guevara-Rosas.

Estas acciones deben incluir la creación de una base de datos de ADN de personas desaparecidas, así como un registro oficial de las desapariciones, acotó.

Lea también:  A 10 meses de Ayotzinapa, mantienen la “verdad histórica”

Amnistía señaló que a raíz de una petición de información que hizo una agencia de prensa extranjera, la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) ha admitido que desde octubre de 2014 se han hallado 60 fosas comunes con los restos de al menos 129 personas en el sur del estado de Guerrero.

Ninguno de los cuerpos, que incluyen 20 mujeres y 109 hombres, pertenecía a los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos en el municipio de Iguala, Guerrero, en septiembre pasado, explicó.

Asimismo, agregó AI, medios de comunicación locales también informaron sobre otras fosas comunes que han sido encontradas en otros estados.

De acuerdo con AI, los 43 estudiantes son una muestra emblemática de una larga lista de personas desaparecidas en México, donde según cifras oficiales más de 25.7000 personas han desaparecido en los últimos años, casi la mitad durante la actual Administración del presidente Enrique Peña Nieto, iniciada en diciembre de 2012.

Lea también: Revelan 32 fallas en investigación de caso Ayotzinapa

El pasado 23 de julio, la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH) publicó un informe que considera que las investigaciones oficiales llevadas a cabo por la PGR sobre los 43 de Ayotzinapa no proporcionan respuestas contundentes sobre el caso y que es necesario continuar con la búsqueda de las víctimas.

Padres y compañeros de los 43 estudiantes desaparecidos reiteraron ayer su llamado a ampliar las investigaciones del caso, al cumplirse 10 meses de la tragedia.

“No podemos regresar a casa sin saber lo que verdaderamente ocurrió con nuestros hijos”, dijo Melitón Ortega, padre de uno de los desaparecidos, al leer la posición de padres y estudiantes en un mitin ante el monumento conocido como Hemiciclo a Juárez, en el sector central de Ciudad de México.

De acuerdo con la versión oficial, durante la noche del 26 de septiembre de 2014, estudiantes de la escuela rural para maestros de Ayotzinapa fueron atacados a tiros por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

Seis personas murieron, incluidos 3 alumnos, y 43 estudiantes fueron detenidos por policías locales y entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes presuntamente los asesinaron y quemaron sus restos en un tiradero de basura.

Sin embargo, los familiares no creen en esta versión y exigen que se investigue el presunto papel de fuerzas federales en los hechos.