Ni la lluvia salvó a los Mets ante los Padres

Dejan ir una ventaja de seis carreras y Padres de San Diego les dan la vuelta en la novena entrada para hundirlos en la carrera por la cima del Este de la Nacional

La lluvia interrumpió el partido en varias ocasiones pero no salvó a Jeurys Familia de estropear su segundo rescate consecutivo para que los Mets cayeran en la novena entrada 8-7 ante los Padres de San Diego.

Los Mets ganaban 7-1 en la séptima entrada, pero todo se derrumbó cuando el relevista Bobby Parnell subió a la loma a pesar de que ha batallado bastante en sus últimas salidas. Y esta vez no fue la excepción.

Parnell dejó que se le llenaran las bases y fue cuando el dirigente Terry Collins llamó al bullpen para que enviaran a Hansel Robles a la loma. Derek Norris lo recibió con un grand slam que revivió un partido que parecía ganado para los Asombrosos.

Llegó el turno para que Familia intentara el rescate con la pizarra 7-5 en la novena entrada. El dominicano sacó los dos primeros outs de la entrada cuando el juego fue suspendido por lluvia, aplazamiento que duró 44 minutos.

Norris se paró con una tarde de 4-4 en la caja de bateo, y siguió cortando caña. El toletero conectó un sencillo. Luego vino Matt Kemp con otro imparable que puso la mesa para que Justin Upton vaciara las bases con un bambinazo por encima del muro entre central y derecho.

El descalabro duele por varias razones. Los Mets no habían desperdiciado una ventaja de seis carreras ni en sus peores años, y ahora lo hicieron en el juego decisivo de una serie que tenían que ganar.

¿Por qué tenían que ganar? Pues porque el descalabro los manda tres juegos abajo de los Nacionales de Washington que ganaron 1-0 ante los Marlins de Miami. Con marca de 52-50, los Metropolitanos recibirán a los capitalinos este fin de semana en una serie que podría determinar el futuro de la temporada de sus Mets.

Wambach lanza la primera bola

Abby Wambach, la veterana futbolista que recién se coronó campeona del mundo con la selección en el Mundial, lanzó la primera pelota del partido y además se encontró con niños de un programa comunitario.

Entrevistada por los medios, Wambach dijo que sólo pensaba en tomarse unas vacaciones antes de decidir si regresará con el Team USA para disputar las olimpiadas de Río en 2016.