México: Trata de personas crece funcionarios corruptos

Así lo destaca un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos

El Departamento de Estado de Estados Unidos dio a conocer su reporte sobre tráfico de personas en el que identificó a México como un país de “origen, transito y destino” para la trata de hombres, mujeres y niños con fines sexuales y de trabajo forzoso, y en el que la complicidad de las autoridades aún representa un grave problema.

Los grupos delictivos se benefician de la trata sexual y obligan a los hombres, mujeres y niños mexicanos y extranjeros a participar en actividades ilícitas, incluso como sicarios; halcones; y en la producción, transporte y venta de drogas. La corrupción de los funcionarios públicos, las fuerzas del orden, especialmente locales, y los funcionarios de inmigración judiciales en el tema de la trata es una preocupación significativa”, dice el documento.

El reporte indica que “algunos funcionarios piden sobornos y servicios sexuales a adultos y niños obligados a prostituirse; extorsionan a migrantes irregulares, incluidas víctimas de la trata; falsifican documentos de las víctimas; las amenazan con el enjuiciamiento si no van a presentar quejas contra sus tratantes; aceptan sobornos de los traficantes; facilitan el movimiento de las víctimas a través de las fronteras; operan o frecuentan burdeles donde se explota a personas; o no responden a los delitos de trata, incluso en lugares de comercio sexual”.

El informe dice que los grupos que son más vulnerables incluyen a las mujeres, niños, indígenas, personas con discapacidades físicas y mentales, migrantes, e integrantes de la comunidad lésbico, gay, bisexual y transexual.

Lea también: Mujer enfrenta a jueces, violadores y asesinos de niñas en México

“Las mujeres y los niños mexicanos, y en menor medida los hombres y los transexuales, son explotados con fines sexuales entre México y Estados Unidos. Hombres, mujeres y niños mexicanos son explotados en trabajos forzados en el sector agrícola, el servicio doméstico, procesamiento de alimentos, construcción, la economía informal, la mendicidad tanto en los Estados Unidos como en México”, dice el gobierno estadounidense.

El Departamento de Estado cuestiona que el Gobierno de México no cumpla plenamente con las normas mínimas para la eliminación de la trata. ”Los esfuerzos para aplicar la Ley son insuficientes para hacer frente a la magnitud del problema, en particular para el trabajo forzado. Las autoridades no informaron cuántos traficantes de personas fueron condenados”, refiere el texto.

Agrega que el gobierno ha reportado un aumento en las condenas por tráfico de personas, “aunque sus datos sobre la identificación de las víctimas y los esfuerzos de aplicación de la Ley a menudo son poco fiables”.

Lee también: Alistan alerta de género en el Estado de México

El documento refiere que algunos ciudadanos mexicanos tienen sus salarios retenidos de forma sistemática, son mantenidos en la servidumbre por deudas con sus reclutadores o las tiendas que los contratan. “Los residentes en algunos centros de rehabilitación de adicción de sustancias y los refugios de mujeres han sido sometidos a trabajo forzado y el tráfico sexual”, alerta el reporte.

Las principales víctimas son migrants de América Central y del Sur, aunque indica que personas de otras regiones también han sido identificadas.

trata de personas 2
Las rutas de la trata de personas elaborada por la ONU.

Menciona que el turismo sexual infantil persiste, especialmente en las zonas turísticas y en las ciudades de la frontera norte. “Muchos turistas sexuales son de los Estados Unidos, Canadá y Europa Occidental”, detalla.

Los focos rojos

De acuerdo con el “Diagnóstico Nacional sobre la Situación de Trata de Personas en México” realizado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), y difundido recientemente, en el país hay al menos 15 puntos con alta incidencia de trata de personas y cuatro grandes rutas para el tráfico.

Lee también: Culpables de prostituir y asesinar jovencitas en Ciudad Juárez

El estudio señala como focos rojos a Tijuana y Mexicali, Baja California; Nogales, Sonora; Ciudad Juárez, Chihuahua; Acapulco, Guerrero, y Cancún, Quintana Roo. También Nuevo Laredo y Matamoros, Tamaulipas; Tapachula, Chiapas; Puerto Vallarta, Jalisco, y Los Cabos, Baja California Sur, así como el Distrito Federal, Tlaxcala, Veracruz y Oaxaca.

La oficina de la ONU reveló que la trata con fines de trabajos forzados se centra en Baja California, Jalisco, Oaxaca, Chiapas y San Luis Potosí.

En cuanto a la explotación por parte de grupos del narcotráfico, ésta se presenta en el norte de Veracruz, el noreste de Durango, la región este de Chihuahua y los estados de Guerrero, Tamaulipas y Nuevo León.

La trata con fines de explotación sexual predomina en Tijuana, Puerto Vallarta, Acapulco y Cancún.

En cuanto a las rutas, la primera parte de Cancún y llega a Matamoros: una segunda corre desde Tapachula y Tuxtla Gutiérrez hasta Lázaro Cárdenas, Michoacán; otra parte de Puerto Vallarta y concluye en Nogales, Sonora; y una cuarta ruta inicia en el DF, pasa por Puebla y Tlaxcala y sigue en varias direcciones.

En tanto, el gobierno estadounidense cita oficiales sobre la trata de personas, los cuales refieren que durante 2014 las autoridades federales iniciaron 253 investigaciones y los gobiernos de los estados 196, en comparación a las 139 investigaciones federales y las 458 estatales reportadas en 2013. Sin embargo, indica que las autoridades no informaron sobre el número de procesos por este delito en 2014, mientras que en 2013 se registraron 30 a nivel federal y aproximadamente 177 en las entidades.

Lee también: De 2012 a 2013, 3,892 mujeres fueron asesinadas en México

Las autoridades mexicanas reportaron sentencias de tres traficantes a nivel federal y por lo menos 108 a nivel estatal en 2014; esto representó un aumento con respecto a las sentencias reportadas a partir de 2013 cuando las autoridades no emitieron ninguna condena federal de trata y sólo 73 en el nivel estatal, incluyendo 38 en el Distrito Federal”, dice el reporte.

Menciona que en muchas partes del país la policía se centra en investigar irregularidades administrativas en bares y discotecas , en oposición a las operaciones basadas en la inteligencia dirigidas a los traficantes. Refiere que algunos funcionarios públicos confunden el tráfico ilícito de migrantes con la prostitución.

Dice que el Gobierno ha identificado mil 570 víctimas de la trata en México, “pero no informó cuántos fueron explotados en trabajos forzados o tráfico sexual”. Además, que a las personas a las que se les brindó refugio no se les permitió salir de éste por cuestiones de seguridad. Indica que esta situación fue señalada por las organizaciones no gubernamentales que vieron en esta práctica una manera en que las víctimas vuelven a vivir el trauma.

El reporte detalla que muchas de las personas tenían miedo de identificarse como víctimas de la trata, y pocos buscaron recursos legales debido a su temor a las represalias de los traficantes, la falta de servicios especializados, o la falta de confianza en las autoridades. Dice que muchos de los extranjeros que fueron victimizados en el país fueron regresados a sus países después de dar testimonio, en algunos casos debido a la falta de vivienda o información adecuada sobre sus derechos.

Lee también: Amnistía: Impunidad de violencia de género es generalizada en México