“Palmada en la mano” el castigo a agentes que empujaron a embarazada

Abogado de Sandra Amezquita cuestiona proceder de la Junta de Revisión de Querellas Civiles

NUEVA YORK – Norman Siegel, abogado de Sandra Amézquita, criticó el débil castigo que recomendó al NYPD la Junta de Revisión de Querellas Civiles (CCRB) por el incidente del 20 de septiembre de 2014 en el que la mujer embarazada cayó al piso después de que trataba de impedir el arresto de su hijo.

La CCRB recomendó que los oficiales involucrados en el incidente perdieran entre cinco o diez  días de vacaciones pagas. Siegel comparó el castigo con una “palmada en la mano” y opina que debió haber sido mayor.

Un fuente del CCRB, que habló con El Diario bajo condición del anonimato, dijo que los oficiales fallaron en dominar a la mujer y arrestarla sin violencia, pero que la junta no consideró que  Amézquita  haya sido empujada al suelo como aduce la familia, original de Cali, Colombia, y sus abogados. “La mujer cayó tras resistir el arresto y luego el oficial. Esa fue la opinión muy razonada tras ver el video”, argumentó . La junta corroboró que hubo mala conducta de los oficiales, pero no ofreció más detalles.

Un juez desechó en diciembre los cargos contra Jhohan Lemus (18), el hijo mayor de la pareja que la policía detuvo al inicio del incidente por posesión de un cuchillo y resistencia al arresto. La pareja alegó que su hijo mayor empezará pronto décimo grado y, en la actualidad, disfruta de sus vacaciones y trabaja ocasionalmente.

Siegel criticó que en caso de que el NYPD imponga el castigo, el público no sabrá cuántos días serán ni a cuáles oficiales. “No se puede mejorar la relación con la comunidad si no sabemos el castigo. Lo peor es que no habrá un juicio”.

“Si ésta es la justicia que conseguimos con nuestras cámaras, cómo será la que conseguiremos con las cámara de ellos”, opinó Dennis Flores, de la organización El Grito de Sunset Park. “Los oficiales debieron ser despedidos”,  agregó Flores. En lo anterior coincidieron Amezquita y su esposo Ronel Lemos, mientras cargaban a su bebé de siete meses, Kevin.

También estaban presente en la conferencia de prensa Mercedes Hidalgo, la mujer que trató de ayudar a la hispana y quien fue empujada por un policía. También su marido Secundino Payamps, quien acudió después y se queja de que tiene un hombro afectado. Ella usa bastón y él un cabestrillo.

Siegel inició, en enero 20 de 2015, un caso en la corte federal. “Tenemos más confianza en esta corte y por eso llevamos el caso ahí y no a una corte distrital.

Los afectados aseguraron que los oficiales del Cuartel 72 no han hecho esfuerzos por acercarse a la comunidad de Sunset Park.