Hillary propone mayor inversión para prevenir deuda universitaria

El "pacto de educación superior" propuesto por Clinton costaría 350,000 millones de dólares para aumentar la inversión en educación superior y evitar que los jóvenes tengan que tomar préstamos que tardan décadas en pagar.

Hillary propone mayor inversión para prevenir deuda universitaria
Toma algunas medidas para lidiar mejor con un préstamo estudiantil.
Foto: Shutterstock

La precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton propuso este lunes un plan que eliminaría la necesidad de pedir préstamos para pagar la educación en una universidad pública, aumentaría la inversión federal y estatal en educación superior y controlaría los costos de las universidades.
El plan será uno de los más ambiciosos e importantes de su campaña a la Presidencia, en momentos en que 40 millones de estadounidenses se encuentran pagando préstamos universitarios por concepto de más de 1,000 billones de dólares.
Los estudiantes latinos, cuya presencia en colegios y universidades sigue creciendo, también están entre los que tienen mayores deudas, debido en parte al mayor uso de préstamos privados, más caros y arriesgados, que los que reciben otros grupos.
“La universidad debe ayudar a las personas a lograr sus sueños”,  indicó la candidata. “Pero la enorme deuda está postergando esos sueños cada vez más. No debería ser así”.
De inmediato, surgieron las críticas contra Clinton del lado republicano. Allison Moore, portavoz del Comité Nacional Republicano, indicó que el plan implicaba “otro aumento de impuestos y expansión del gobierno”.
“Le va a costar otros 250,ooo millones a los estadounidenses trabajadores”, dijo.
La campaña de Clinton aseguró que el plan costará 350,000 millones de dólares a lo largo de 10 años y que se financiaría limitando los créditos impositivos de personas de altos recursos. No obstante, este es un recurso que el actual Presidente OBama ha intentado utilizar para financiar otros programas y el Congreso se ha negado a ello.
Clinton también dijo que continuaría con el plan del Presidente Obama de lograr que los colegios comunitarios sean gratis para los estudiantes y que se refinanciaría a los actuales deudores.

“Detesto esta deuda”.

Los analistas de campaña indican que Clinton usará este tema para atraer la atención de jóvenes “Millenials” a su campaña. A juzgar por la reacción de algunos de estos jóvenes, el tema es crucial para este segmento de la población.
“Si, este tema es vital para mí. La verdad detesto mis préstamos”, dijo Freddy Lee, un residente de Los Ángeles que estudió administración de empresas y marketing. “Pago 270 dólares al mes y mi presupuesto es apretado. Mis préstamos superaron los 19,000 dólares y estoy pagando desde 2007. Calculo que llevo la mitad y que tendré 36 años cuando termine”, agregó Lee, quien ahora tiene 31 años.

Otras propuestas

Hillary Clinton no es la única candidata con propuestas en este tema. El demócrata Bernie Sanders quiere que las universidades públicas sean totalmente gratis y propuso aumentar radicalmente la ayuda a los estados por parte del gobierno federal.
Otro demócrata, el gobernador Martin O´Malley, propone un programa de refinanciación, más ayuda federal y la congelación de las tarifas universitarias estatales.
En el caso de los republicanos, algunos también han propuesto ideas. Por ejemplo Marco Rubio sugiere permitir que inversionista privados cubran costos universitarios a cambio de un porcentaje de las ganancias de los futuros profesionales. Rand Paul ofrece deducir el costo de la educación de los impuestos futuros.