Taxis amarillos dejaron de ser usados en un 10%

Nueva protestas del servicio tradional frente al auge de Uber y Lyft
Taxis amarillos dejaron de ser usados en un 10%
De los casos de violaciones por desconocidos, 10 son cometidos en taxis
Foto: Getty Images / Getty Images

El servicio de taxis amarillos de Nueva York fue utilizado un 10% menos durante los primeros seis meses de 2015.

Según un análisis del Daily News, los taxistan recaudaron menos comparado con el año pasado.  En 2014, la flota compuesta por 13,587 taxis amarillos recaudó $1.006 millones, mientras que en 2015 llegó $961 millones.

Cada taxi rebajó un 9% -en promedio- su servicio debido a un mayor número de taxis con medallón y una competencia más dura.

Las cifras reflejan el golpe económico que ha sufrido la industria de los taxis amarillos ante la nueva competencia como Uber y Lyft que prestan servicios a través de aplicaciones.

Bhairavi Desai, directora de la Alianza de Taxistas de Nueva York -que apoya la imposición de un límite en el número de licencias que se otorguen- dijo que “los choferes de Uber no pueden alcanzar una entrada comparada a un trabajo de tiempo completo que les permita vivir”, agregó Desai. “Mientras exista esta competencia sin precedentes, los ingresos comparados a un trabajo de tiempo completo, que usualmente lograban obtener los taxistas amarillos, están bajando gradualmente”.

El análisis encontró que el servicio de los taxis verdes subió un 38% durante los primeros seis meses de 2015, en comparación con 2014, pero aún representan sólo una fracción de los viajes en total que se hacen en taxi en la ciudad.

Matt Daus, ex presidente de la Comisión de Taxis y Limosinas, dijo que la caída no es fatal para la industria.

“El modesto ajuste de pasajeros durante los últimos seis meses es poco probable que impacte el poder de recuperarse a largo plazo del mercado de los taxis, y es impulsado por una combinación de las variables estacionales, la competencia, el aumento de la oferta de taxis y tarifas, y la congestión del tráfico adicional “, dijo.

Sin embargo, los funcionarios de tránsito de la ciudad han sugerido que Uber se está reforzando en el césped principal de los taxis amarillos -Manhattan- que constituye el 90% del negocio de la industria.

Funcionarios de transporte de la ciudad, en una audiencia en el Concejo Municipal en junio, dijeron que el 72% de las recogidas de pasajeros realizadas por las  “en alto crecimiento” empresas de carros de alquiler -en esencia Uber- se producían en el centro de Manhattan.

“Los taxis amarillos, en su mayor parte, han seguido centrándose principalmente en Manhattan, que tiene más competencia por parte de los vehículos de alquiler que nunca antes”, dijo la presidenta de TLC Meera Joshi en un comunicado.

Uber respondió con sus propios datos, reclamando que el 60% de sus viajes -durante el pico de la tarde- comienzan debajo de la calle 59, y el 42% de los viajes de la mañana comenzaron allí, desde junio hasta el 19 de julio. Un promedio de 2,000 coches Uber estaban en el distrito central de negocios de la ciudad de 7 a.m. a 7 p.m., dijo la compañía.

El domingo, propietarios y conductores de taxis con medallón protestaron frente a la Comisión de Taxis y Limosinas en el Bajo Manhattan.

Los conductores culpan a la Comisión por permitir que compañías como Uber y Lyft sean las causantes de la ruina de sus negocios.

Los manifestantes indicaron que ellos gastan cientos de miles de dólares para comprar los medallones que vende la ciudad, por lo que esto debería darles el derecho exclusivo de operar la industria.

La administración del alcalde de Blasio respondió diciendo que “La administración y el Consejo están tomando una mirada más amplia en el sector de los vehículos de alquiler que va desde los derechos de los pasajeros y de los trabajadores, a las contribuciones al tránsito público y a la accesibilidad para las personas con discapacidad.