3 tips para solucionar un cobro excesivo en tu cuenta médica

Hay errores costosos que pasan todo el tiempo. Las siguientes son las medidas correctas que debes tomar

3 tips para solucionar un cobro excesivo en tu cuenta médica
Verifica que la información básica sea correcta en la factura.
Foto: Consumer Reports

Hace poco recibí una cuenta por anestesia de $1,459.90 por la colonoscopía que le practicaron recientemente a mi esposo. Me tomó por sorpresa porque sabía que la anestesia para colonoscopía de detección (que era lo que supuestamente le practicaron) ahora estaba cubierta por el seguro.

Antes del 1 de enero, la cobertura de la anestesia no estaba muy clara. También estaba al tanto de que la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio requiere que la mayoría de los planes privados de seguros y Medicare cubran la totalidad de muchos servicios de prevención, incluyendo las colonoscopías de detección, algo que muchos médicos no saben.

Eso significa que no debimos haber tenido gastos de bolsillo, es decir, ningún copago, coseguro o deducibles. En nuestro caso, los médicos habían usado un código incorrecto para la colonoscopía, uno de muchos errores que provocan que los consumidores reciban cuentas médicas más costosas de lo que deberían.

De acuerdo con la American Medical Association (Asociación Médica de los Estados Unidos), 7% de las facturas médicas en 2013 tuvieron errores. Otros grupos calculan que la cifra es mucho más alta. Estos son las medidas que tomamos para corregir el problema, y lo que tú también puedes hacer.

Ármate con información

Familiarízate con lo que tu seguro cubre y lo que no cubre, y lee las facturas de tus proveedores de atención médica y la explicación de los beneficios de tu asegurador. Corrobora que la información básica, como tu nombre, información de contacto, número de póliza, número de identificación y las fechas del servicio sean correctas.

En el caso de servicios de prevención, averigua cuáles deberían quedar completamente cubiertos. Dos ejemplos comunes: las evaluaciones de la presión arterial para todos los adultos y la asesoría sobre la dieta para adultos con alto riesgo de enfermedades crónicas. Puedes ver una lista completa en healthcare.gov/preventive-care-benefits

Y ten en cuenta que los planes de seguros “con derechos adquiridos”, es decir, los que existen desde antes del 23 de marzo de 2010 y en cuya cobertura no se han realizado cambios significativos desde entonces, no tienen que cubrir los exámenes preventivos por completo.

Localiza el origen del error

Si recibes una cuenta sorprendentemente alta o una cuenta que a tu parecer debía haber estado cubierta, contacta al departamento de atención al cliente de tu compañía aseguradora. Confirma que toda la información básica sea correcta.

Si recibiste una cuenta por servicios de prevención como una evaluación de colesterol, pregunta si debió haber sido cubierta en un 100% y, de ser así, pregunta por qué recibiste la cuenta (además, determina si tu asegurador cae dentro de la regla de planes con derechos protegidos [grandfathered rule]).

Y finalmente, averigua si tu médico o su personal designaron tu reclamación con el código correcto; un error puede desencadenar un rechazo de cobertura. En algunos casos, el código de diagnóstico o de procedimiento pueden ser erróneos; en otros, es posible que se haya omitido un número crítico.

Pide y guarda copias de los resultados de los exámenes. Cuando nuestro médico de cuidado primario envió los resultados de mi esposo, pude ver que el examen realizado en efecto fue una colonoscopía de detección; el gastroenterólogo y el anestesiólogo habían cobrado un examen de diagnóstico. Las reglas de los seguros en cuanto al pago son distintas para cada uno.

Conforme avances, escribe el nombre y la información de contacto de las personas con las que hables junto con la fecha y el resumen de la conversación. También puedes contactar al departamento de seguros de tu estado para obtener ayuda. Averigua más en ConsumersUnion.org/insurance-complaint-tool

Pide una reclamación corregida

En la mayoría de los casos tendrás que pedir a tu médico, hospital o centro de atención ambulatoria que presenten una reclamación corregida. Luego de notar un error en la cuenta, llamé al anestesiólogo y al gastroenterólogo para decirles que los cargos no eran correctos. Al final del día, ambos me habían asegurado que presentarían correcciones a la compañía de seguros.

Desde luego, es mejor clarificar la cobertura de antemano. Así que la próxima vez que programes una visita de prevención, por ejemplo, pregunta si es elegible para cuidado sin costo. En tu cita, pídele al médico que te diga si la visita cambia a un cuidado de diagnóstico o un tratamiento. Y prepárate: en octubre llegará un nuevo sistema de códigos de diagnóstico. Es de esperar que el número de errores en los cobros se infle hasta que los médicos y hospitales se adapten.

– Orly Avitzur,  M.D.,  M.B.A., es asesora médica de Consumer Reports. Certificada por la junta en neurología, la doctora Avitzur es miembro de la Academia Estadounidense de Neurología, instructora clínica en la Escuela de Medicina de la Universidad Yale y consultora médica del equipo de hockey de los New York Rangers.