USDA defiende programa de comida gratuita para estudiantes pobres

El Congreso deberá decidir futuro de programas alimentarios dentro de ley que vence el 30 de septiembre

Washington.- A pocas semanas del reinicio de la sesión legislativa, el Departamento de Agricultura (USDA) defendió este lunes la ampliación de un nuevo programa que ofrece desayuno y almuerzo gratuitos a estudiantes pobres en todo el país.

En EEUU, más de 30 millones de niños reciben desayuno y almuerzo en las escuelas públicas gracias a una ley federal de 2010, que tiene que ser renovada a finales del mes próximo. No está claro si el Congreso, bajo control republicano, prevé efectuar recortes en los programas de nutrición para las escuelas.

Pero, durante una conferencia telefónica, la subsecretaria adjunta de Agricultura, Katie Wilson, defendió estos programas, en particular el denominado “Provisión para Elegibilidad Comunitaria” (CEP, por su sigla en inglés), que fue ampliado a nivel nacional el año pasado.

Según Wilson, la mayoría de las escuelas ofrecen el desayuno en sus cafeterías, antes del inicio de la jornada escolar, y para que el programa CEP atraiga más participación, las escuelas deberían ofrecerlos en el aula o “adoptar otros modelos para que el desayuno sea parte del día escolar”.

El estado de Virginia Occidental es el que más éxito ha tenido, ya que por cada 100 estudiantes pobres que reciben almuerzo gratuito, poco más de 70 reciben desayuno en las aulas, dijo.

El programa CEP  ofrece reembolso federal a las agencias y escuelas con alto porcentaje de estudiantes pobres y que ofrecen comida gratuita sin recabar complicadas solicitudes.

A pocos días del inicio del año escolar, las autoridades del USDA promueven los beneficios del programa de alimentos, al señalar que los niños saludables y bien alimentados faltan menos al colegio y registran mayor rendimiento académico a largo plazo.

Lea también: Triste realidad: 40% de hogares en L.A. depende de donaciones para comer

Las agencias escolares y escuelas que califican para el CEP reciben reembolso del gobierno federal en base al número de estudiantes inscritos, la mayoría de escasos recursos o que reciben otros tipos de ayudas públicas.

En el año escolar 2014-2015, el primer año en que se amplió el CEP a todo el país, todas las escuelas con al menos el 40% de estudiantes pobres podían optar por este programa.

Según una tabla del USDA, en el año escolar 2014-2015, un total de 6,4 millones de estudiantes estuvieron inscritos en 13,819 escuelas, repartidas en 2,218 distritos en todo el país, que calificaron para el CEP.

Entre los estados con alta concentración hispana que más se beneficiaron del CEP el año pasado figuran Texas, con 941,262 estudiantes que recibieron esa ayuda; Nueva York, con 317,197; Florida, con 257,607, y California, con 93,095.

Lea más noticias sobre Pobreza