Biden coquetea con posible candidatura y pone en vilo a campaña de Clinton

Fuente demócrata asegura que Obama lo alentó a lanzarse al ruedo
Biden coquetea con posible candidatura y pone en vilo a campaña de Clinton
El vicepresidente Joe Biden.

Washington.- El vicepresidente Joe Biden sigue coqueteando con una posible candidatura presidencial, incluso buscando consejo  del presidente Barack Obama, lo que ha avivado el drama entre los demócratas por el impacto que tendría en la campaña de Hillary Clinton.

El grupo “Draft Biden” (“Recluten a Biden”) envió una carta a miembros del Partido Demócrata para “vender” la candidatura del vicepresidente como una apuesta  indispensable para 2016.

“Lo que venimos a pedirles hoy no es (apoyo) financiero: les pedimos que mantengan una mentalidad abierta sobre una posible contienda presidencial de Joe Biden”, explicó Josh Alcorn, estratega del grupo de acción política.

La carta fue enviada anoche al Comité Nacional Demócrata, cinco días antes de que los cinco declarados precandidatos demócratas acudan a una importante reunión con el liderazgo y los delegados del partido.

En las últimas semanas Biden ha estado consultando a familiares, amigos, autoridades, activistas y posibles partidarios y donantes en estados clave para el proceso de primarias y la nominación presidencial.

¿Qué dirá y cuándo?

Aunque se prevé que Biden, de 72 años, anuncie su decisión a más tardar el 23 de septiembre, su reunión privada del sábado pasado con la senadora Elizabeth Warren y su almuerzo de ayer con Obama, han alimentado las especulaciones de que sí se lanzará al ruedo.

Warren es una influyente líder en el ala más progresista del Partido Demócrata y arrastraría el apoyo de grupos aliados al partido en los estados clave del proceso de primarias.

La pregunta del millón es si, a estas tardías horas, Biden estará a tiempo de montar una campaña competitiva para desequilibrar a la de Clinton, por ahora la favorita en las encuestas demócratas.

Una fuente demócrata dijo hoy a CNN que, durante el almuerzo, Obama alentó a Biden para que se lance, aunque la oficina del vicepresidente se negó a confirmar lo que ambos trataron e insistió en que “abundan las especulaciones”.

Conocido por hablar sin pelos en la lengua –al extremo de que a veces “mete la pata”-, Biden ha sido clave en varias victorias legislativas de Obama, incluyendo en 2010 la extensión de recortes tributarios y la reforma de salud.

Si se lanza a la contienda, lo estaría haciendo poco después de la muerte de su hijo mayor, Beau Biden, tras su infructuosa lucha contra el cáncer cerebral.  En su lecho de muerte, Beau le pidió a su padre que se postulara y no permitiera que los Clinton vuelvan a la Casa Blanca, según el New York Times.

“Admiración y respeto” demócrata

La reacción entre algunos de los principales precandidatos demócratas, entre ellos Hillary Clinton, Martin O´Malley y Bernie Sanders, ha sido de “admiración y respeto” hacia Biden, sin revelar ansiedad alguna sobre la fragmentación que supondría su candidatura.

Brian Fallon, secretario de prensa de Clinton, dijo a la cadena CNN que, independientemente de lo que decida Biden, ésta anticipa una “dura contienda”, pero centrará sus esfuerzos en la economía y la clase media.

O´Malley calificó a Biden como un hombre “bueno y decente” y dio la bienvenida a la “sabiduría y experiencia” que éste pueda añadir al diálogo demócrata.

Sanders, por su parte, dijo recientemente a la cadena ABC que le tiene mucho aprecio a Biden, pero que éste forma parte “del establecimiento político convencional” y, a su juicio, los votantes quieren “algo más”.

Una encuesta conjunta de CNN/ORC divulgada el miércoles pasado indicó que el 53% de los demócratas apoya que Biden se incorpore a la contienda, el 45% opinó lo contrario.

La mitad de los que apoyan a Clinton también creen que Biden debería lanzarse.

Pequeña ventana de oportunidad

Biden tendrá que darse prisa ante el apretado calendario electoral: el primer debate demócrata será el 13 de octubre próximo y entre el 9 y 10 de noviembre se vence el plazo para registrar a los candidatos en las papeletas para las primarias de Arkansas y Texas, respectivamente.

Entre noviembre y diciembre habrá otra decena de plazos para las primarias en estados como New Hampshire, Florida, Virginia, Illinois, Michigan y Carolina del Sur.

Biden no logró la nominación presidencial en 2008 pero, aprovechando sus credenciales en asuntos exteriores y su amplio apoyo en el Senado, Obama lo escogió como compañero de fórmula ese año.

Llegado el momento, Obama tendrá que decidir a quién apoya para pasarle su antorcha para que protega y expanda su legado.