¿Necesitan los estudiantes aprender arte para tener éxito en la ciencia?

Los programan van de la mano para algunos educadores

En un aula en el centro de Brooklyn, un grupo de estudiantes aspirantes a científicos e ingenieros conformaron en un círculo y  lograron desarrollar una habilidad crucial en el campo que deseaban. En este caso, no recitando teoremas matemáticos, aprendiendo consejos de ciber seguridad o construyendo robots. Por el contrario, ellos estaban aullando.

“Pasas mucho tiempo recibiendo consejos de los adultos a no ser fuerte, a no ser ruidoso, a no usar tu físico. Les estamos diciendo lo contrario”, dijo Michael David, el instructor de la clase y un miembro de la Irondale Ensemble Company y agregó, “Lo que estamos haciendo es solo hablar”.

Para empezar, un estudiante grita como un desaforado vaquero hacia un compañero que tiene a su derecha, y este estudiante luego “pasa” el grito al próximo estudiante en el círculo. Quien no dé todo de sí, podría perder su lugar.

El aullado fue un ejercicio en una sesión de interpretación e improvisación diseñado por Irondale para estudiantes de secundaria inscritos en el programa de verano Science of Smart Cities de la Escuela Politécnica de Ingeniería de NYU. Es uno de los 10 programas de Irondale para ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) que se está llevando a cabo este verano para estudiantes de toda la ciudad. Los actores y educadores de Irondale dicen que las habilidades de presentación que los estudiantes cultivan durante el transcurso de estas sesiones, les entusiasmará mientras deciden su futuro educativo en carreras STEM.

Según Ben Esner, director del Centro STEM para la educación K-12 de la Facultad de ingeniería, este trabajo de entrenamiento hace maravillas para los estudiantes que han optado por las carreras STEM.

“En ciencias, no me importa si eres un académico o un innovador”, dijo Esner, “mientras los estudiantes crecen más entusiasmados y con una personalidad alegre y exuberante, la capacidad de llegar a la gente y presentarse es increíblemente importante”.

Amanda Hinkle, la directora de educación de Irondale, dijo que el desarrollo de habilidades de presentación de los estudiantes no siempre se enfatiza en el curso del año escolar de educación STEM.

“Mucho de esto es tener conciencia en sí mismo, presentando lo mejor”, dijo. “Se trata de ser capaz de decir auténticamente por qué la educación STEM significa algo para ti”.

Los seminarios de STEM de Irondale nacieron de una colaboración entre la compañía de teatro y una clase de robótica en la Academia Preparatoria de Fort Greene en Brooklyn. En las competencias de robótica, el equipo de Fort Greene se adjudicó notas altas por su preparación académica pero tuvo problemas al momento de presentar públicamente su trabajo.

El director de la escuela de Fort Greene contactó a Irondale para trabajar con los estudiantes de robótica en mejorar sus habilidades de presentación, y el equipo posteriormente ganó el primer premio en investigación en el 2013 en la competencia FIRST LEGO  de la liga de Brooklyn.

Las clases que Irondale ofrece están consideradas dentro de los programas STEAM, una variación de STEM pero que agrega a la sigla la letra ‘a’ de artes. Los defensores de STEAM argumentan que integrar lecciones de arte y diseño en la educación STEM beneficia el desarrollo educativo de los estudiantes y las perspectivas en sus carreras.

Los críticos temen que las artes pueden ser una disciplina fundamental por su propio valor e incorporarlas a los programas de educación STEM podrían diluir las verdades fundamentales de la ciencia y la ingeniería que los estudiantes deben comprender.

La educación STEAM, como STEM, se ha beneficiado por la mayor atención que ha recibido en los últimos años; la congresista Suzanne Bonamici (D-Oregon) inició un grupo legislativo pro STEAM en 2013. La escuela de Arte y Diseño de Rhode Island (RISD) está en la vanguardia de la defensa de una iniciativa para cambiar STEM por STEAM e incluso Sesame Street hizo un avance al incorporar las artes en su plan de estudios de STEM durante su temporada 2012-2013.

Además de la colaboración del Departamento de Educación (DOE) con la Escuela Politécnica de Ingeniería, el DOE también acogió a 60 estudiantes de secundaria para un evento de un día en julio llamado #STEAMFWD, donde los alumnos trabajaron para combinar conceptos de STEM con búsquedas artísticas. En junio, la Ciudad acogió el 14 concurso anual de Artes Gráficas de Nueva York, incorporando la ilustración digital, por primera vez el año pasado.

Otras escuelas y programas también han trabajado para integrar las ideas  de STEAM. La escuela Marymount School de Nueva York tiene un campamento especializado de STEAM, y el YMCA de la calle 92 ofrece una variedad de oportunidades STEAM para los estudiantes, incluyendo clases en diseño digital, robótica y codificación de LEGO. El famoso conjunto de actuación Blue Man Group fundó la Blue School en 2006 para explorar la interacción de las cinco disciplinas de STEAM.

“Creemos que estos ingredientes no pueden existir fuera de su relación entre sí, ni pueden existir sin una comprensión profunda y rica de historia, la literatura y la condición humana”, dijo Allison Gaines Pell, la directora de la escuela, en un artículo que escribió en mayo de 2015 para el Huffington Post.

Sigue habiendo dificultades para los estudiantes de la ciudad, que han sentido cada vez más carencia de programas de artes debido a recortes presupuestarios. Un informe de 2014 de la oficina del Contralor Scott Stringer encontró una disminución de 47 por ciento en el gasto para invertir en programas de artes y organizaciones culturales que proporcionan servicios educativos para los estudiantes.

VERSIÓN ORIGINAL EN INGLÉS DE CITY LIMITS