Volkswagen insiste con el Phaeton

La compañía quiere darle un nuevo renacer al modelo
Volkswagen insiste con el Phaeton
El Phaeton no ha podido conquistar el segmento de lujo.
Foto: Volkswagen

El nuevo Volkswagen Phaeton esta básicamente listo para salir al mercado, pero la automotriz alemana está retrasando su introducción, ya que busca reducir los costos de producción y ofrecer a los consumidores algo más por su dinero.

En 2002, cuando Volkswagen anunció su intención de construir el Phaeton para competir contra el BMW Serie 7 y Mercedes Benz Clase S, nunca hubo un suspiro colectivo de entusiastas del automóvil alrededor del mundo para ese vehículo. Las ventas nunca han sido las que la automotriz ha querido.

La idea original de Ferdinand Piech, el Phaeton, se desarrolló de una manera especial para crear un digno aspirante a la clase S de Mercedes-Benz o la serie 7 de BMW.

Contra todo pronóstico, Volkswagen invertió más de $216 millones en una planta de producción para la fabricación de este modelo, en Dresde, Alemania, una de las más bellas fábricas en el mundo, conocida en inglés como la “fábrica transparente“.

Construido en la fábrica que también produjo el Bentley Continental GT y compartiendo sus bases, el Phaeton no pudo capturar parte del segmento de lujo en casi todos los mercados donde se ha vendido, y fue visto por algunos como la creación de una competencia innecesaria para el Audi A8.

Durante los últimos años, el sedán ha gozado de una leve popularidad en China, donde Volkswagen ofrece una serie de otros sedanes no disponibles en otros lugares.

Pero VW quiere cambiar esto y se sabe que el modelo no es una actualización del Phaeton existente -que todavía está en producción y se mantiene a la venta en varios mercados-, si no que será algo totalmente nuevo.

VW vendió alrededor de 4,000 ejemplares de la Phaeton, por lo que es el modelo más pequeño en volumen en la alineación global de la compañía. Durante el mismo período, Mercedes Benz vendió más de 100 mil de la nueva clase S. Así y todo, estos números no han convencido a VW de renunciar al Phaeton.

Según observadores de la industria, el Phaeton debe continuar como un modelo en la alineación del fabricante de automóviles, que podría compartir casi todo con el Audi A8 a un menor precio.

El Phaeton definitivamente tiene el lujo y el rendimiento de su lado, y si el precio es lo suficientemente bajo como para atraer a los compradores a los concesionarios de Volkswagen para una prueba de conducción, encontrarán que la insignia prominente de VW como vehículo de lujo, no es tan terrible después de todo.