Más estudiantes reprueban el SAT, dice el College Board  

Informe pone en tela de juicio la preparación de los estudiantes para carreras universitarias  
Más estudiantes reprueban el SAT, dice el College Board   
Los resultados de los exámenes SAT bajaron a su puntaje más bajo en una década.

Washington, D.C. – Por si las presiones de graduarse de secundaria no fueran suficiente, un informe divulgado este jueves indicó que las puntuaciones de los exámenes “SAT”, para el ingreso a las universidades, llegaron este año a su nivel más bajo desde 2006, especialmente entre los estudiantes negros y latinos.

Los exámenes “SAT”, uno de los factores que evalúan las universidades para aceptar a estudiantes, tuvieron este año una puntuación promedio de 1,490 en sus tres secciones -de una máxima de 2,400-, lo que ha generado un debate sobre si parte de la culpa recae sobre las escuelas públicas al no  preparar bien a los alumnos para estudios superiores.

Las pruebas “SAT”, suministradas a estudiantes entre el décimo y duodécimo grado de secundaria, miden las aptitudes en las áreas de lectura crítica, matemáticas y escritura, y las puntuaciones para cada sección suelen oscilar entre 200 y 800 puntos, para un total máximo de 2,400.

Muy pocos estudiantes reciben una calificación perfecta, y en los últimos años el promedio para cada sección ha rondado los 500, para un promedio total de 1,500.

Resultados en declive 

El informe de “College Board”, una organización sin fines de lucro que administra estos exámenes desde 1926, indicó que sólo el 42% de los estudiantes logró una puntuación de al menos 1,550, el umbral que determina su preparación para la universidad o carrera técnica.

Siguiendo el patrón de años anteriores, los blancos y asiáticos obtuvieron mejores calificaciones: el 53% de los blancos y el 61% de los asiáticos alcanzaron o superaron el umbral de 1,550.

En cambio, sólo el 23% de los estudiantes latinos, el 16% de los negros y el 33% de los nativo-americanos alcanzaron ese listón.

Este año, el promedio en lectura fue de 495, en matemática fue de 511, y en escritura, de 484, de una  máxima de 800 en cada sección. Las cifras de este año continuaron la tendencia a la baja desde 2006, cuando el promedio en cada sección fue de 503, 518 y 497, respectivamente.

La “buena” noticia es que 1,7 millones de estudiantes que se graduaron de secundaria en mayo pasado tomaron el “SAT”,  en comparación con los 1,67 millones de estudiantes de la graduación de 2014.

Según un desglosado de los resultados en cada estado, debido a que el examen refleja el ingreso salarial y otros factores que afectan el rendimiento académico de los estudiantes, entre más alumnos tomaron el “SAT”,  más baja fue la puntuación promedio.

Estados con alta población estudiantil hispana Número de estudiantes/Clase 2015 Porcentaje que tomó SAT Puntuación, de un total de 2,400
CALIFORNIA 241,553 51 a 60 1,492
FLORIDA 122,939 71 a 80 1,434
TEXAS 193,768 61 a 70 1,410
ILLINOIS 5,728 0 a 10 1,802
NEW JERSEY 85,021 81 a 90 1,520
NUEVA YORK 153,543 71 a 80 1,469

Fuente: College Board

La organización “College Board”, que administra estos exámenes desde 1926,  divulgó el informe mientras elabora una nueva versión del “SAT” para 2016 e intenta mantener la relevancia de estas pruebas, que en un creciente número de universidades ya no son un requisito.

Consultado por este diario sobre si las pruebas reflejan problemas del sistema escolar público, el Departamento de Educación indicó que la tasa de graduación de secundaria “está más alta que nunca”, con un 81%; que la tasa de deserción escolar sigue en declive, especialmente entre las minorías, y que el ingreso de los negros y latinos a las universidades ha aumentado en más de un millón desde 2008.

 Se rebelan contra el “SAT”

Sin embargo, Bob Schaeffer, director de educación pública del Centro Nacional para Pruebas Justas y Abiertas (“FairTest), sugirió hoy que parte de la culpa por la caída en las puntuaciones la tiene la reforma educativa “Que Ningún Niño Quede Atrás” (NCLB, por las siglas en inglés de “No Child Left Behind”).

“Estas políticas de dar pruebas y castigos, como  la ley (NCLB) claramente no lograron mejorar la preparación para las universidades ni reducir la brecha racial, tal como lo mide el SAT.  Las puntuaciones promedio del SAT han bajado desde 2006 para cada grupo excepto los asiáticos. Las pruebas “ACT” y la Evaluación Nacional de Educación demuestran tendencias similares”, dijo Schaeffer.

Según “FairTest” cada vez son más los colegios y universidades que abandonan o quitan énfasis a las pruebas “SAT” y “ACT” –alrededor de 850 hasta la fecha-, al reconocer que estos exámenes estandarizados no miden factores clave para el éxito académico.

En el último año, otras 27 universidades han eliminado estas pruebas como requisito de ingreso para todos o casi todos los estudiantes, incluyendo las universidades de George Washington, Drake, Allegheney y la Mancomunidad de Virginia.

El examen también ha sido criticado porque, según sus detractores,  pone en desventaja a estudiantes minoritarios y de bajos recursos, que no han tenido las mismas oportunidades académicas, sociales y culturales que los de otras capas sociales.

El “College Board” responde

Consciente de las críticas, el presidente de “College Board”, David Coleman, afirmó que su organización busca mejorar la calidad de las pruebas, que también ayudan a los estudiantes a conseguir becas.

Coleman dijo que sumará fuerzas con la académica en línea “Khan Academy” para ofrecer ayuda gratuita a los estudiantes para prepararlos para el “SAT”, todo sin salir de su casa, además de que el “College Board” está eliminando la cuota de $52,50 a un creciente número de estudiantes de bajos recursos, para alentarlos a que tomen la prueba.

Para la promoción de 2015, el 25,1% de los estudiantes logró una excepción al pago de la cuota, en comparación con el 23,6% en 2014.